Ante el atropello a los presos políticos