El dilema de las elecciones adelantadas