¿Gastando pólvora en zamuro?

Apreciación de la situación política # 120

A pocas horas de la celebración de las elecciones primarias por parte de la MUD para elegir los candidatos unitarios a las gobernaciones de estados, la oposición democrática y participante en el evento no ha logrado entusiasmar al electorado opositor para que participe en el mismo, a diferencia de justas anteriores como la pasada consulta popular del pasado 16J.

Muchos y variados pueden ser los factores que inciden en esta falta de entusiasmo, por cierto que el más incidioso no es precisamente el “enfriamiento de la calle” y el aparente fracaso de la dirigencia nacional de impedir, mediante la megaprotesta propuesta para el 30J, la elección e instalación de la fraudulenta ANC. Otros factores parecen más significativos.

El adelanto de las elecciones regionales para octubre encontró fuera de base, nuevamente, a la dirigencia opositora que aún estaba debatiendo si participaban en esas elecciones previstas originalmente para diciembre de este año frente a una fraudulenta constituyente que determinaría finalmente si realizaban las elecciones o no. Tomada la decisión de participar, surge el problema de las primarias y de cumplir con ellas so pena de quedar desacreditados ante el electorado opositor que ya estaba desmotivado por las circunstacia constituyente.

Se deciden las primarias en la mayoria de los estados y se fijan para el próximo 10S lo que, sin dudas, es tiempo insuficiente no solo para organizarlas, sino también, para que los candidatos hagan una campaña electoral medianamente eficaz políticamente, sin olvidar que, en el interín, aún no se había aprobado una reglamentación acorde ni se había designado una Junta Electoral de Primarias ni nacional ni regionalmente. Todas estas circunstancias impiden que se haga eficientemente una campaña motivacional hacia el elector opositor, la mayoría de los cuales entiende que es necesario participar, pero que sus problemas sentidos no se resolveran con estas elecciones.

Por su parte, el régimen tambien ha hecho su trabajo para desmotivar a la gente, desde inhabilitar a candidatos políticamente, ordenar su detención arbitraria “preventivamente”, exigirles una carta de buena conducta por parte de la ANC, abrirle expedientes administrativos ya cancelados, etc., etc., Estas serie de acciones contra los candidatos opositores deja, practicamente a criterio del régimen, cuales son sus candidatos opositores aceptables, por ahora.

Un último factor y quizas el más determinante, es que el CNE hasta ahora no ha fijado la fecha final del evento electoral, lo que refuerza la percepción generalizada de los electores, y de los mismos candidatos participantes, de que al final el régimen no va a realizar unas elecciones que tiene perdida. En consecuencia, el viejo dicho de “no gastar polvora en zamuros” está más vigente que nunca en la percepción de la  población electoral, especialmente la opositora. Así que no debe sorprender a nadie que la participación en estas primarias sea bastante baja, aunque ese mismo electorado siempre da sorpresas.

08/09/2017

@lesterllopezo