Algunas lecciones que hay que recordar…

Los resultados electorales de las recientes elecciones regionales, para la oposición nacional, son un claro ejemplo de las consencuencias de carecer de una estrategia con visión de largo plazo basada en la multiplicidad de factores que intervienen en un momento electoral con las caracteristicas del que acaba de finalizar, pero que seguramente se repetiran para el caso de las municipales, si el régimen decide seguir adelante en función de los resultados obtenidos en estas últimas, por lo que voy a aventurar algunas consideraciones que pudieran ser relevantes para el futuro:

1. La diferencia de votos de la oposición entre las elecciones parlamentarias del 2015 (7Mill. + ) y las actuales regionales (4 Mill.+) es de casi 3 millones, según las cifras que aportó el abanderado de AD en un programa televisivo vespertino del 17-O mientras que la votación del oficialismo en ambas elecciones se mantuvo práticamente igual por encima de los 5 millones de votos. Es decir, efectivamente hubo una marcada abstención en las filas opositoras ya que la participación electoral en 2015 fue ligeramente superior al 74% mientras que en la reciente fue de 61%, ese 13% de diferencia jugó en contra de la oposición.

Entonces la pregunta es ¿Por qué de la abstención? :

a) el gobierno y la propaganda oficial hizo todo lo posible para inducirla aprovechando las discrepancias originadas por la misma oposición al momento de decidirse por participar en las elecciones;

b) las maniobras de cambiar y mudar los centros de votación donde tradicionalmente gana holgadamente la oposición en los diferentes estados, no sustituir en las tarjetas de votación a los candidatos ganadores en la primarias de la oposición, con otros retardo y decisiones del CNE ;

c) las elecciones primarias realizadas por la MUD de forma improvisada y con la participación disminuida de los votantes dio como ganadores a aquellos que tenían una mejor organización electoral, pero que no necesariamente gozaran de la simpatía del resto de los votantes de la sociedad civil, estas situaciones, donde se presentaron, indujero una mayor abstención y;

d) la convicción de la mayoría de los electores de la oposición de que eligiendo nuevos gobernadores no se soluciona la crisis, sino cambiando al gobierno, la idea de que al régimen hay que debilitarlo paulatinamente y las elecciones son un medio y no un fin, no ha sido internalizada completamente;

2. En consecuencia, esos tres millones de votos simpatizan con la oposición democrática, pero son volubles y no estan dispuestos a solidaridades automáticas, por lo que la dirigencia política tiene que mejorar su discurso y actuación de cara a estos electores;

3. Es una realidad que el oficialismo a pesar de la situación de crisis y de que las encuestas digan que existe un rechazo de más del 75% a la gestíón del régimen tienen mas de 5 millones de votos consecuentes o de alguna manera “amarrados”;

4. A pesar de la mala gestión, el régimen hace llegar un mensaje populista constante de paz y de esperanza a sus seguidores con el ventajismo que significa el control de los medios de comunicación y la propaganda oficial, mientras que el mensaje de la oposición democrática continua siendo difuso en su alcance y alejado de las necesidades  de la población;

5. Finalmente, durante el proceso eleccionario, la MUD mostró más diferencias entre los factores políticos que la conforman, que una verdadera estrategia unitaria que apunte al cambio del gobierno. Los postulados obtenidos de la consulta del 16J con más de 7 millones de votos, a excepción de la elección de los magistrados ahora en el exilio, lo demas parecen que pasaron al olvido.

Conviene entonces que ante una eventual convocatoria a unas elecciones municipales, la MUD ya debe tener previstas las elecciones primarias donde sea necesarias, así como los consensos posibles, para empezar. Pero antes que eso, se debe tener claro una visión unitaria y clara donde el cambio del régimen necesariamente deberá pasar por un proceso de negociación que conduzca a un gobierno de transición democrática y esa, debe ser la lección principal.

@lesterllopezo