Contra quienes luchamos

Vivimos momentos no conocidos en nuestra historia, no solamente por los resultados catastróficos ocasionados por la peor administración del país que recordemos sino también por sus protagonistas. El poder que detentan con la usurpación no sólo es ejercido por Maduro, por supuesto él cuenta, pero con él y tal vez sobre él está una estructura macabra que opera diariamente en el país y decide nuestra suerte. Esa estructura está compuesta por el oprobioso y criminal gobierno comunista cubano que a través del G2 y expertos en lo peor, actúan, por miembros de corrientes fundamentalistas que han ocasionado los peores crímenes en el mundo, por integrantes de Hezbolá (Organización paramilitar islamita musulmana Chií libanesa), por la peor especie iraní, por emisarios rusos y chinos con claros fines de expansión y poderío, por los capos de los carteles del narcotráfico, por algunos poderosos económicos que protegen sus intereses a la sombra del régimen, por irregulares armados que operan desde Colombia, por montoneras armadas que llaman colectivos , por delincuentes con sentencias firmes que sacan de la cárcel, los uniforman y arman para asesinar al pueblo, por medios de comunicación social que con inaudita vileza e indignidad se han entregado al régimen y otros irresponsablemente mediatizados o indiferentes, poniendo al descubierto su inmensa cobardía. Consideración especial nos merecen los integrantes del alto mando militar que aún sostienen sobre bayonetas este gobierno, a ellos nos referiremos en nota aparte, Así pues quienes tenemos al frente es un monstruo de muchas caras todas cargadas de odio, venganza, retaliación, resguardo de posiciones cuidando sus personales intereses y otras con marcado apetito por las riquezas del país. Para muchos este régimen es la guarida donde se guarnecen sus mal habidos intereses y para otros es el burladero donde se esconden con sus fechorías y atrocidades. Para ellos la pérdida del poder les significa gravísimos inconvenientes, perderían el refugio y estarían al descubierto para enfrentar la justicia. La estulticia, opresión y despotismo nunca han triunfado frente la inteligencia y el bien. La luz siempre vence a las tinieblas y esta vez será igual y pronto.

Entonces para este tipo de gente mantener la usurpación es continuar en la concupiscencia y el disfrute grosero y si la pierden enfrentarán la justicia que marcará el final de la vulgaridad y el cese a seguir exprimiendo nuestra todavía cuantiosa riqueza, más ahora con la aparición del Torio (Th) que es un mineral que se encuentra en abundancia en nuestro suelo más potente que el Uranio en el uso de reactores nucleares, Dios quiera sea usado para bien de la humanidad.

A cada una de estas caras hay que tenerle cuidado y vigilar si es posible desde muy cerca, con especial atención los enviados del comunismo cubano. Son más de 30.000 de ellos que se encuentran en el país y se dice que hasta en nuestra Fuerza Armada tienen voz de mando; están en Registros y Notarías, en identificación y extranjería, en el manejo del Petróleo y en servicios de inteligencia y contra inteligencia y desde la isla se imparten instrucciones que se cumplen al pie de la letra cuando no van allá a requerirlas. Lo del régimen cubano en nuestro país no es una presencia más, es una auténtica invasión asquerosamente permitida por quienes detentan el poder y le otorgan decisiones y mandos en áreas fundamentales de nuestra nación. Esto no es nuevo, cuando el General Guaicaipuro Lameda era Presidente de PDVSA Chávez lo llevó ante Fidel Castro para que le jurara obediencia y fidelidad; creo que allí se originó su deslinde con el gobierno.

Era Presidente de los Estados Unidos de Norte América el General Eisenhower cuando un periodista lo entrevista y éste se percata que en una mesa muy cercana al escritorio del Presidente estaba una fotografía de Jrushchov, Primer Ministro de la Unión Soviética. El periodista le pregunta con relativo asombro el porqué de la fotografía y el Presidente le respondió diciéndole que era un tipo tan peligroso que era necesario estar observándolo permanentemente. Así que debemos estar muy atentos y observadores de las maléficas maniobras que produce el régimen.

Estamos en el ring contra varios contendores y el referí a favor de ellos, pero la inmensa ventaja que tenemos es que nuestro boxeador es superior a todos ellos juntos y todo el público está frenéticamente a su favor dispuesto a tomar el ring si le arrebatan la Victoria.

Por el pueblo cubano sentimos un gran aprecio e inmensa consideración pero por su despótico y tiránico régimen desprecio y repulsión. Al Castro comunismo le preocupa sobremanera la actual situación de nuestro país que sospechan concluya con el restablecimiento de la democracia y con ella poner las cosas en orden. Venezuela es para Cuba lo que fue el régimen ruso ayer. Ellos siempre buscan donde arrimarse y exprimir y encontraron en estos últimos veinte años a marionetas de fácil manejo.

Contra todas esas caras es la batalla y tengamos la plena seguridad que la vamos a ganar y pronto.