Cosas de locos…

Apreciación de la situación política número 133

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) reporta que en el mes de enero se produjeron en nuestro país 23 protestas y 14 intentos de saqueos cada día, números que continúan en el presente mes; la diáspora de venezolanos por las fronteras de Colombia y Brasil también se incrementa diariamente y ha obligado a los gobiernos de ambos países a movilizar tropas militares para prevenir disturbios, control ciudadano e implementar iniciales medidas humanitarias.

La asistencia hospitalaria nacional es cada día más crítica. A la tragedia de enfermos renales que fallecen por la falta de diálisis debido a la carencia de reactivos e insumos, se le suma el no menos trágico fallecimiento de menores por intoxicación con yuca amarga asociada con la ingesta de comida en la basura de las calles, pero también a la falta de información adecuada por parte de las autoridades sanitarias del país.

Otras autoridades alegan que las continuas fallas eléctricas y apagones que han afectado recientemente a la ciudad capital se producen por saboteos de diferentes actores pero que nunca detienen a los culpables por lo que los saboteos y, en consecuencia los apagones, continuaran.

Las fallidas negociaciones en República Dominicana solo auguran que la crisis y la conflictividad social se incrementará en el futuro cercano y el régimen continuará acumulando rechazo en la comunidad internacional. La reciente decisión del gobierno peruano, anfitrión de la próxima Cumbre de las Américas en el mes de abril, declarando no grata la presencia del mandamás venezolano en la misma y apoyada por la totalidad de los países integrantes del Grupo de Lima, es testimonio del rechazo internacional sin obviar el incremento de medidas sancionatorias a funcionarios del gobierno por parte de la Unión Europea y las declaraciones en contra del llamado a elecciones fraudulentas por parte del régimen.

Todas estas muestras de la tragedia general que nos agobia permanecen en el ambiente carnavalesco más triste de nuestra historia. Sin embargo, en declaraciones que comienzan a poner en dudas la salud mental del mandamás o, como muestra de la gran capacidad de cinismo que posee, declara que asistirá a la referida Cumbre por aire, mar o tierra y que hemos disfrutado de los mejores carnavales del mundo.

Parecen cosas de locos…

@lesterllopezo  16/02/18