De México salió vapor vs Venezuela

Con voz propia

Con las gracias a la psicóloga María Isabel Urbina, hoy delicada de salud, reseñamos el 88º años que se cumple este 11 de octubre de la invasión del vapor mexicano Superior, liderada por su padre General Rafael Simón Urbina López (RSUL), contra la dictadura del General Juan Vicente Gómez  (JVG). Ella (María Isabel) me motivó para la elaborar el libro del Guerrillero de Leyenda, de la histórica hazaña, que de nuevo repercutió internacionalmente.

Digo nuevo porque dos años antes lo provocó con la invasión contra la tiranía el 9 de junio 1929 de la cual se cumplieron 90 años. El 30 de octubre se arribó a 122º aniversario del natalicio en Cumarebo (Falcón) de RSUL. Era él “un valor moral fuerte y de antecedentes de heroísmo que nadie puede negar; dispuesto al sacrificio, y será el único que nos abrirá a todos las puertas de la Patria”, tal lo define el historiador Diego Córdoba. Pero a sus hazañas las opacó el magnicidio del Comandante Carlos Delgado Chalbaud.

Asilado en México se encontraba cuando emprendió la segunda expedición marítima contra JVG. Al país azteca llegó fracasada la de Curazao que le consagró mundialmente. Fue “la más fascinante aventura de todo el siglo XX en el área del Caribe”, según Roy Mac-Nutt. Le secundaron activistas de la Generación del 28 y tomó por asalto al Fuerte Amsterdam, e hizo preso en su Palacio al Gobernador y al Comandante Militar. Sobre el número de combatiente RSUL, apunta: “quedábamos cuarenta fantasmas de los cuatrocientos hombres que el vapor Maracaibo echó sobre playas de La Vela de Coro.  En ella adquirió el grado de General.

Se deduce que sirvió de patrón a la expedición de México en cuyo gobierno mantenía rota relaciones con JVG desde un octubre de 1923. Además de ofrecer asilo a numerosos venezolanos, les garantizaba libertad para combatir al tirano.   

RSUL trabajaba en el Departamento de Agricultura y Cría y en la Secretaría de Comunicaciones, lo cual le facilitó la expedición invasora a Venezuela.

Aunque se declaraba anticomunista, tuvo relación con quienes en México fundaron el Partido Revolucionario Venezolano (PRV, 1926), génesis del comunismo: Carlos León, los hermanos Gustavo y Eduardo Machado, Salvador de la Plaza, entre otros.

Coincidieron en el secuestro de barcos. En Curazao fue el de bandera estadounidense Maracaibo; Elvira con la bandera argentina fue sustituido por el mexicano Superior.

Sobre el número de combatientes, RSUL apunta: “quedábamos cuarenta fantasmas de los cuatrocientos hombres que el Maracaibo echó sobre las playas de La Vela de Coro.  El desembarco de los 150 combatientes. Se marcharon a la lucha guerrillera en la Sierra Coriana. La persecución no cesaba. La isla era refugio de exiliados políticos venezolanos.

La invasión mexicana se generaliza a unos 148 combatientes: 137 mexicanos, 8 venezolanos, 1 guatemalteco y 2 italianos.

Ese mismo día el “respetuoso y leal servidor”, Benjamín Quintero, Fiscal de América Cables Inc, le informa A JVG que “el vapor de carga Superior, fletado en Nueva York transportaba 400 hombres aparentando ser empleados de las plantaciones de chicle”.

A la una de la madrugada del 12 de octubre, el telegrafista de Capatárida, Aleifredo Padrón notifica al General León Jurado en Coro, el desembarco de RSUL en Puerto Gutiérrez (hoy Miramar), como a seis kilómetros de Ciudad, con hombres armados y pertrechos. Reporta no había menos de 200 entre muertos y heridos. Penosa por la derrota y las vicisitudes sobrevenidas resultó la dispersión de los invasores.

RSUL desapareció en la montaña y volvería a su asilo hasta la muerte de JVG.

Al esbozar esta historia traemos la frase: Nunca permitas que nuestro barco de la amistad choque con la roca del olvido.

Al MARGEN

Para Julio Borges, fundador de Primero Justicia: La legitimidad y apoyo al Parlamento y al líder Juan Guaidó no solo están intactos, sino que van creciendo. No hay vuelta atrás.

jordanalberto18@yahoo.com