El 24J muestra un estado canalla y su maldad líquida

El régimen de NM ahogado en sus incapacidades, sin poder articular sus intereses y reducido a la política internacional, sin respuesta para la mayoría de los venezolanos y desesperados, intentó ignorar la fecha histórica del 24J y ensayó -en su continua y lógica política como un militarismo socialista-, una auto creación para aprovechar el panteón nacional y ordenar unas próximas elecciones en diciembre, no obstante haber violado todo el cuerpo de leyes. Lo más grave aún, con gritos de guerra anuncia que además seguirá la revolución y las ganará.

Expresión burda de total verticalidad y enorme cobardía en el fondo, sabiendo que el 87% los rechaza y no votará. No votará por cuanto el mundo sabe lo que ocurre en Venezuela y el mundo está atento. El régimen cercado volatiliza la antipolítica, monta un teatro el 24J y da la espalda a la historia, cree que engaño a una sociedad que tiene claro que la democracia agoniza. Sí agoniza, pero la ciudadanía puede construir una respuesta como es activarse en un movimiento de renacimiento nacional, expresión de pura política para defender su raza, su libertad, la democracia y el derecho al progreso social.

La sociedad venezolana, esa desestimada el 24J no la pueden engañar, menos unos perversos operadores del comunismo que persiguen atemorizar, que no nos sabe gobernar pero además niegan que la política es una actividad que no destruye, sino es todo lo contrario la política es creadora de libertad armonía y desarrollo. Esta sociedad venezolana sigue atenta y consecuente con el entorno hostil, con 3l socialismo militarista, grupalista, inmoral y ladrón, que hasta se le ha ocurrido formar un evento en una fecha sagrada que conmemora un momento histórico-político de gran transcendencia realizado por el hombre, para la gloria de Venezuela y Suramérica.

Los venezolanos como demócratas estamos conscientes que el golpismo violento con su acto el 24J del 2020 demuestra su falta de ética, y también muestra que no puede ejercer más el poder porque sus ejecutorias se escudan en la Maldad Liquida. Maldad líquida que se aferra a una permanente manipulación con el empleo perverso de la publicidad, de la inmoralidad y la fuerza. Todas esas maniobras verifican como desde hace 20 años este régimen intimidatorio se comporta como un Estado canalla. Estado canalla,  distante de la norma constitucional, violador de la historia, carente de ética y de espalda al cuerpo de leyes de la República.

La sociedad toda después del 24J entiende y está convencida que el régimen nos acorralara, trata de arrearnos con un hecho electoral ilegítimo. Mostrarán la violencia y sus artilugios, pero conseguirán a unos verdaderos demócratas dispuestos hacer política. No se podrá imponer el poder duro y arbitrario, más bien crecerá una participación política contendiente que reclamará la constitucionalidad y, a partí de allí, se activará la desobediencia civil. Léase, ciudadanos responsables que ante el pillaje y las bocas de fuego ejercerá la Resistencia Civil cono método político de lucha colectiva, para contener a cualquier gobierno arbitrario como el que acciona en Venezuela.

Después de la imposición electoral, el Ambiente Político Real de la República recordará que Venezuela-Estado reconoce a un sector que todavía se encuentra en la Revuelta que sigue y crece, el Resquebrajamiento será mayor, no obstante el caporal, el delator y el comisario político, expresiones desgraciadas y vergonzosas de la compra y cobardía de hombres que no comprendieron que es la ética de un soldado. Tampoco podrán olvidar la tesis de Cercar los Cuarteles y el hecho que tiene una ciudadanía noble, que paga a los hombres para la defensa del Estado y nunca para que sean serviles a un régimen oprobioso, que practica la maldad líquida. Maldad líquida del marxismo, hoy arrinconada por el mundo postmoderno.

El régimen político de  Venezuela está evaluado como una masa de fanáticos dispuestos a vencer, con ello buscan atemorizar y a reducir las sociedades, pero ello no ha ocurrido en Venezuela en donde más de cinco millones de venezolanos han sido perseguidos por el gobierno y su expresión es la diáspora. El venezolano está listo para la Resistencia Civil, más importante aún… está dispuesto a activarse en un movimiento de renacimiento nacional con coraje y decisión, para reponer la democracia mediante la política, sea reconocida su raza, se le otorgue su libertad, se establezca la democracia real y el venezolano pueda conseguir su progreso social, que se perdió desde hace 20 años a manos de esta tiranía militarista oprobiosa, rendida al cubanismo a tal punto, que no ha respetado el 24de junio… con lo cual queda sellado su fracaso

Es original,

Director de CEPPRO-CSB

@JMachillandaP

Caracas,  30 de junio de 2020