El elefante rojo dormido

Uno de esos días en que el Expresidente Hugo Chávez animado por la incontinencia verbal en cadena nacional anunciaba con bombos y platillos la inauguración y puesta en marcha para el 2012 del ferrocarril del centro con su grito de ¡Ahí viene el tren! Lo cierto es que este monumento a la decidía, el abandono y la corrupción nos recuerda a quienes transitamos a diario por la Autopista Regional del Centro que han transcurrido más de 6 años de esa fecha y ni siquiera la mínima posibilidad de su conclusión pues al igual que innumerables obras iniciadas a lo ancho y largo del País , con primeras piedras,  show con focas aplaudidoras correspondientes, duermen el sueño de los justos y evidencian el fracaso inocultable de un sistema creado  especialmente para destruir todo y particularmente  las obras existentes a su llegada,  lamentablemente hoy no pueden mostrar obras que puedan llenarlos de orgullo para ser utilizadas por próximas generaciones de venezolanos.

Un sistema llamado Socialismo del Siglo XXI que ni siquiera ha podido mantener obras importantes como las construidas por la mal llamada "cuarta república" y que al día de hoy sucumben por falta de mantenimiento, ampliación, mejoras y mucho menos construcciones nuevas que alivien las colapsadas entre otras, el Sistema Eléctrico Nacional, Redes de acueductos Regionales, Sistemas de comunicación telefónicas en sus versiones fijas y móviles, Sistemas de transporte masivos como el Metro en ciudades importantes del país que hoy lucen sus caras de abandono y paralización, lo peor de todo es que algunas de esas obras fueron pagadas en su totalidad y fueron a parar en las alcantarillas putrefactos de la corrupción sin que nadie responda. En un sistema donde la complicidad, falta de organismos contralores y la anarquía construida exprofeso, han logrado que se conviertan en inauditables al igual que las cuentas particulares de enchufados actores de esta maraña.

Lo cierto es que las "mentes brillantes" del régimen han conseguido la mejor forma de ocultar la parálisis del ferrocarril del centro,  pintar sus paquidérmicas bases con motivos de expresiones artísticas y culturales de nuestro Estado  como Diablos Danzantes de Chuo, Cata y otras por supuesto seguidos de el cínico slogan de "Aragua Potencia", hasta en esto son fieles seguidores y mandaderos de los muralistas cubanos que sembraron su país de elogios a la revolución para concluir con imágenes del Che Guevara y viva Fidel...  En estos murales se observa a simple vista los elevados costos en pinturas, materiales maquilladores amén de los pagos a compañías encargadas de "tamaña e innecesaria obra" mientras instituciones educativas, hospitalarias, Iglesias y otras edificaciones públicas muestran el peor de sus rostros porque en estos veinte años de roboluciòn no han visto una manito de pintura y sin la menor duda concluirán con la retórica expresada en  fracaso de "Chávez vive, la lucha sigue...

Así transcurren los días en este sistema donde más importante que el bienestar de los ciudadanos es el populismo, la demagogia y sobretodo mantenerse en el poder para cual "marabunta", destruir lo poco que queda en pie y nosotros seguiremos humilde y modestamente denunciando pero sin miedo...

(Estas fotos fueron tomadas desde  la calle paralela a la ARC a la altura de Makro  San Rafael)

#Concluchino