El PIZ, Guanipa y los Independientes

A escasos diez días de las elecciones, como en todo el país, aquí en el Zulia la primera opción de triunfo la tiene el candidato opositor, en un escenario donde apostando a que baje la abstención, habrá muy poco espacio para el indeciso, no así para el voto independiente.

Un Nicolás Maduro acosado por la presión internacional, después de haber negado bajo argumentos hasta ahora no demostrados, el Referéndum Revocatorio, y retrasado por más de un año las elecciones de gobernadores, de forma precipitada, convocó para este 15 de octubre las regionales. Apenas han pasado unos sesenta días del fraude constituyente marcado por una altísima abstención y la súbita suspensión de toda forma de protesta por la masa opositora, asistimos a este otro escenario electoral llenos de incertidumbre por saber cuál será la decisión que tomará el soberano en dicho proceso, y de hacerlo, a través de cual movimiento político lo expresará.

También este evento, a pesar de ser elecciones estadales, tendrá un carácter altamente plebiscitario, y eso lo sabe hasta el gato. Si bien existe el factor polarizante con una alta carga ideológica, ella no se expresará plenamente como parte de un partido o de una tendencia determinada, estará reflejada ampliamente en una mayoría independiente que rechaza este modelo neo fascista y antidemocrático.

Basta solo meterle el ojo a encuestadoras nacionales como Datanalisis, Hinterlaces, Ivad o las regionales de Raúl Antequera, José Villa y Efraín Rincón, para darnos cuenta, que la mayoría del elector se asume como independiente, no militante de partido alguno.

A escasos diez días de las elecciones, como en todo el país, aquí en el Zulia la primera opción de triunfo la tiene el candidato opositor, en un escenario donde apostando a que baje la abstención, habrá muy poco espacio para el indeciso, no así para el voto independiente.  En esta contienda el sector que concentra el mayor peso político, social y electoral precisamente sigue siendo el no partidista, aunque no lo podemos describir como anti partido o expresión de la conocida anti política, pues la ausencia de decisión electoral no es lo que los caracteriza.  Su arista fundamental es la crítica a las viejas formas de concebir el accionar de los partidos políticos, distanciados muchas veces de la ética y la democracia.

En este proceso electoral con un CNE tramposo y violatorio de su propia legislación electoral, nada está claro, incluso si cada partido llevará o no la imagen del candidato postulado. Así las cosas, hoy surge la necesidad de hacer que ese elector mayoritariamente independiente, en primer término, se sienta identificado con aquella organización que le sea más a fin a sus pareceres. En el caso del Zulia, bajo el liderazgo de Carlos Alaimo, se han venido agrupando precisamente dirigentes vecinales, sectores universitarios, trabajadores, intelectuales, gente de la cultura y estudiantes, quienes, asumiendo su condición de independientes, reafirman su esfuerzo y compromiso de cambio.

En esta región abrumadoramente se votará por Juan Pablo Guanipa, y de esto nadie debe tener duda. Dentro del espectro multicolor de la MUD, aparecerá entre otras opciones la tarjeta del Partido Independiente del Zulia (PIZ).  Quienes venimos activando desde el Voluntariado Independiente “Pasión Por Maracaibo” no solo te invitamos para que este 15 de octubre votes por Guanipa, a través de la tarjeta del PIZ, sino a que, desde ya, aupemos un poderoso movimiento de zulianos independientes, para las nuevas batallas que habrá de darse por el triunfo en las futuras elecciones de alcaldes y por salir de Maduro.