El Solidaridarismo africano

Elaborando una guía-resumen para estudiantes titulada “Escucha Joven Liceísta” la cual se las distribuí a través de Facebook, relacionada con: el conócete a ti mismo de Sócrates, la teoría de las ideas de Platón, el punto medio de Aristóteles, el sí pienso luego existo de Descartes, la logoterapia de Frankl, el manifiesto de Marx, la reverencia por la vida de Schweitzer, la voluntad del placer de Freud, la voluntad del poder de Nietzsche, la dialéctica de Hegel, el existencialismo de Sartre… no percibí una verdad tan sencilla e irrefutable como la que se enseña en la etnia de los Xhosa al Sur del África Continental: “Yo soy porque nosotros somos; es decir, yo soy porque nosotros somos, y dado que somos, entonces soy”….

Ahora bien, estas enseñanzas se agrupan en una Escuela de Filosofía que se conoce con el nombre de: “UBUNTU” que, dicho sea de paso, me tome la libertad de calificar como “El Solidaridarismo africano” … Quien practica esta manera de filosofar, es persona abierta, dispuesta a ayudar a cualquier hora, respalda a los demás, no se siente amenazado y está seguro de sí mismo porque sabe que pertenece a una gran totalidad.

Por añadidura, la eficacia y la eficiencia del “UBUNTU” fue demostrada por Nelson Mandela, quien, tras 27 años de cautiverio por razones políticas y racistas, asumió la presidencia de la República Surafricana y con educación eficiente, trabajo creador y esta manera de filosofar, logro sacar a su país del intrincado laberinto donde “el hombre blanco” lo tenía metido, a tal punto, que se organizó un mundial de futbol -parámetro que mide el desarrollo de un país- y a Nelson Mandela se le otorgó el premio Nobel de la Paz.

Obviamente, no es muy difícil llegar a la conclusión de que la base sobre la cual se fundamenta esta filosofía africana es, la solidaridad: valor moral que ha sido muy útil para el género humano, pues gracias a la solidaridad la especie humana no sólo ha alcanzado los más altos grados de civilización y desarrollo tecnológico a lo largo de su historia, sino que ha logrado sobrevivir y salir adelante luego de las más terribles guerras, pestes, incendios, terremotos, inundaciones, crisis sociales, políticas, económicas, militares y morales. Por esta razón y por otras muchas más, es que el “UBUNTU”, es, a menudo traducido como: "Yo soy porque nosotros somos”.

Para concluir y como consecuencia de los tiempos borrascosos que con fuerza están soplando sobre el rostro de Venezuela: ¡Ah malaya surja en mi país una especie de solidaridarismo africano para que echemos por la borda toda la intolerancia política acumulada que nos tiene sumidos en el más lamentable, denigrante y deprimente subdesarrollo tercermundista!!

Villa de Cura, lunes 24 de septiembre del 2018.