Memorias del mayo escolar en San Mateo

De los 12 meses que acontece en el año, mayo es distinguido como el mes de las flores, en el que se celebra el día de las madres, la Cruz de Mayo y el Día del Árbol. Este último, a partir de 1951, por Resolución del Ministerio de Educación de esa época, se celebra en toda la República Bolivariana de Venezuela el Día del Árbol, destinándose la última semana de mayo para promover la Conservación de nuestros Recursos Naturales Renovables.

De los 12 meses que acontece en el año, mayo es distinguido como el mes de las flores, en el que se celebra el día de las madres, la Cruz de Mayo y el Día del Árbol. Este último, a partir de 1951, por Resolución del Ministerio de Educación de esa época, se celebra en toda la República Bolivariana de Venezuela el Día del Árbol, destinándose la última semana de mayo para promover la Conservación de nuestros Recursos Naturales Renovables.

Es propicia la ocasión para recordarme de la celebración de dicha efeméride escolar en nuestro paso por las aulas de la Escuela Estadal “Carmelina Bejarano”, institución en la  que cursé 4to grado de educación primaria, en el año escolar 1965-1966; ubicada en el sector de Las Flores del apreciado terruño de San Mateo, estado Aragua, era un ambiente rural. En este plantel y en el citado período escolar conté con la orientación pedagógica de mi apreciada y recordada tía Diosa Sánchez de Mendoza, quien fue mi maestra y además era la Directora de la escuela. Asimismo, recuerdo, la calidad humanística y de mística de sus trabajadores y trabajadoras; en particular de las docentes: Gladys Quintero de Toro, Emilia Magallanes, Mirtha Rivero y Aurora Dorantes. Esta última, fue cantautora, activista cultural, facilitadora comunitaria y promotora de canticos; y era quien con su voz y su voluntad de servicio auspiciaba actividades socioculturales para celebrar el mes de las flores, contribuyendo así, con la siembra de conciencia y preservación hacia el medio ambiente.  

Para mostrar más de la celebración de esta tradición en nuestras escuelas locales nos hemos  apoyado en la prensa caraqueña, específicamente en El Universal, que en junio de 1932 detalló lo siguiente:

“San Mateo, 31. Como estaba anunciado se efectuó aquí la celebración de la ´Fiesta del Árbol´ el domingo 29 en la tarde, la cual fue muy concurrida. Los Directores de los Planteles de la localidad, cumplieron a cabalidad lo dispuesto por el artículo 128 de la Ley de Instrucción Primaria, Secundaria y Normalista, pues a pesar de la lluvia, pudo efectuarse antes la plantación de árboles en la plaza ´Ricaurte´ por los alumnos de ambos sexos, de las Escuelas Federales del Estado y particulares…

En este acto, los alumnos pronunciaron breves discursos y recitaciones, entonando cánticos escolares, terminando dicha fiesta con un paseo al Calvario, donde ya han empezado los trabajos de la caja de agua (*). En este lugar pronuncio un discurso el Pbro. Dr. Romero Sánchez, nuestro Cura Párroco, siendo muy aplaudido por la muchedumbre.

Entre las palabras pronunciadas por los alumnos, tenemos el gusto de insertar las de la graciosa niña Estela Margarita Martínez, de la Escuela Federal N° 6, cuya preceptora es la señora Teresa Bonnet de Irazábal:

"Señores: En este placentero día, herido dulcemente por saetazos de oro, y arrullado con suavidad de seda por nuestra cordial y fresca brisa aragüeña, de esta Aragua llena de encantos y beldades, hemos venido a este hermoso sitio, grande por su tradición, inmenso por su leyenda histórica, hemos venido, repito, a sembrar en este sagrado suelo con manos de hermano, a nuestro hermano el Árbol, que ha sido en todos los tiempos un orgullo blasón del Universo.

Os convoco en este instante, queridas compañeras, a tributarle un aplauso a nuestra digna maestra y otro al pequeño árbol depositado. He dicho!!.”

(Ver: “Fiesta del Árbol en San Mateo”, El Universal, Caracas, 6 de junio de 1932, p 9).

Sirva modestamente este historiar para contribuir a resaltar la semana de Conservación de nuestros Recursos Naturales Renovables en nuestra localidad sanmateana.   

(*) En próximas notas de entregas abordaremos ésta temática.

San Mateo, 28 de mayo de 2018.