Negociaciones que comienzan

Para esta semana el diputado presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN, hizo un llamado a los diferentes factores de la oposición democrática para reunirse y que plantearan, sin intermediarios, sus respectivas visiones para el desarrollo de las negociaciones con el régimen que se reiniciaran con presencia y garantes internacionales los días 1 y 2 de diciembre próximo en la República Dominicana.

Es un llamado sensato para la unificación de los objetivos que se persiguen para  conducir al cambio de gobierno y comenzar a salir de la crisis general que nos agobia a todos los venezolanos. También busca eliminar, de una vez por todas, diferentes opiniones de otros actores políticos opositores que no dudan en calificar este nuevo ciclo como de engaño a la población, traición a la patria, vendidos o comprados por el gobierno, etc,. etc,. y lo único que aporta es incrementar los niveles de incertidumbres, desesperanzas y abstención electoral de un porcentaje importante de los votos opositores que es la mayor fortaleza de la oposición democrática.

La propuesta inicial se fundamenta en: a) lograr condiciones transparentes y confiables para la elección presidencial prevista para diciembre del próximo año - aunque se rumorean fechas más cercanas- este punto, trae implicitamente, que efectivamente esas elecciones se daran como objetivo fundamental para comenzar a salir de la crisis; b) contar con las garantías y observación internacional en ese proceso electoral, el punto de que si las actuales rectoras del CNE continuaran o no, parece ser irrelevante con la presencia internacional en el proceso eleccionario; c) el reconocimiento por parte del régimen de la AN y sus funciones inherentes y en consecuencia la anulación de la fraudulenta ANC y sus poderes supraconstitucionales igualmente ilegales e ilegitimos ante la comunidad internacional o supeditarla, exclusivamente, a plantear una nueva Constitución la cual, igualmente deberá ser sometida a un referendo aprobatorio por el pueblo; d) liberación de los presos políticos con restitución de sus garantías políticas; e) Acordar un canal humanitario para atender la falta de medicamento y alimentos que padece la mayoría de la población.

Esta propuestas parecen aceptables para buena parte de la comunidad política, sin embargo, otros factores plantean los siguiente: a) Renuncia inmediata del presidente, lo que conllevaría a unas elecciones en un lapso de 30 días. Esta opción es bastante improbable sin que exista de por medio una oferta satisfactoria para el régimen que le garantice pasar a la oposición política con ciertas seguridades jurícas por un lapso de tiempo aceptable para los principales funcionarios del mismo; b) Cambiar el actual CNE para ir a un proceso eleccionario limpio y transparente, esto también luce improbable en las circunstancias actuales pues depende del siguiente punto; c) anulación de la fraudulenta ANC, que es el sosten más fuerte del régimen para la negociación; d) liberación de los presos políticos y restituirle sus garantias constitucionales, especialmente las políticas, esto depende igualmente del primer punto; e) apertura del canal humanitario.

Por su parte el gobierno, que no habla de negociación sino de diálogo para la paz ha propuesto, en boca del presidente: a) elecciones con el mismo CNE y con la actual ANC, esto último es inaceptable para la oposición y la comunidad internacional; b) garantías económicas, traducidas en que los negociadores de la oposición deben solicitarle al gobierno norteamericano y a la Unión Europea la suspención de las sanciones a que han sido sometidos la mayoría de sus dirigentes y funcionarios en ejercicio, olvidando que muy poco pueden hacer los negociadores en ese sentido, ya que esas sanciones provienen de instituciones plenamente autónomas e independientes de esos estados que de por si son soberanos. Como dice el dicho: “ los rusos también juegan”.

También hay que considerar que la comunidad internacional tiene sus  propios puntos de vista y sus propuestas propias, por ejemplo, no reconocen de plano la ANC, lo que es una ventaja para la oposición, pero tambien esta presionando por la unidad opositora, incluyendo factores como el chavismo disidente, que no la ven muy clara, además deben asegurarse que la ayuda económica que se propicie tenga garantías institucionales durante un eventual gobierno de transición.

Como se puede apreciar, en función de estos planteamientos, el proceso de negociación no va a ser facil, ni rápido, y eso también hay que decirselo a la gente para que no se creen falsas expectativas.

@lesterllopezo

20/11/17