Oscurana que reactiva esperanzas

Con voz propia

Hasta las 5 pm del jueves 7 de marzo 2019, Nueva York era recordado por el apagón más prolongado de la historia, el cual ocurrió el 9 de noviembre 1965 y tuvo 13 horas de duración. Fue causado por colapso en la red eléctrica que une la costa entre EEUU y Canadá. Resultaron afectadas 30 millones de personas, en 8 Estados.

Venezuela rompió ese récord, con el mega-apagón (calificación que da Provea a la catástrofe de la Emergencia Humanitaria Compleja a la cual estamos sometidos), y conmovió al mundo. Aquí duró 120 horas (equivalente a 5 días) transcurridas en 24 entidades, incluida Caracas, la capital, y que sufrieron más de 30 millones de habitantes.

Con fundamentos técnicos para Provea la causa fue una “mezcla de falta de mantenimiento, irregularidades administrativas - relevante es la corrupción- y desprofesionalización de Corpoelec”. Dos venezolanos expertos en ingeniería y tecnologías geoespaciales analizaron imágenes de la NASA que indican que hubo tres incendios muy cerca de líneas de transmisión de 765 Kv en central hidroeléctrica de Guri, estado Bolívar que habrían paralizado la red eléctrica.

Para ocultar esa realidad, el narco régimen con su ficticio anti imperialismo declara que “Venezuela ha sido víctima de la tecnología estadounidense en ataque cibernético contra sistema eléctrico”.

Dicho Imperio, a través de  la Corte del Distrito Sur de Florida acusó a los venezolanos Jesús Ramón Veroes y Luis Alberto Chacín por lavado de dinero. Veroes declaró que habían enviado 500 transformadores a Corpoelec.

En el Zulia, el secretario de gobierno Lisandro Cabello atribuye a papagayos, estallidos en el sistema eléctrico.

Relevancia tiene opinión sobre apagones de la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los DDHH: “simbolizan los problemas de infraestructura que afronta el país”.

A tanto tiempo del mega-apagón, aún persiste la falla eléctrica en varias zonas de Caracas-Miranda y otras regiones del país. A las 2 pm del 18 de marzo se vieron afectadas por suspensión de electricidad en dicha falla afectó varias estaciones del Metro y unas 15 zonas urbanas.

Por lo menos 8 estados registraron apagones: Miranda (Higuerote, Parroquia Leoncio Martínez, Guarenas-Guatire); Vargas (Punta de Mulatos a Tanaguarena), Zulia, Trujillo, Carabobo, Táchira, Sucre y Falcón.

Así EEUU y más de 60 naciones están presionando al usurpador Nicolás Maduro para que abandone el poder y permita que el presidente interino y jefe del Parlamento Juan Guaidó, forme un gobierno de transición. De acuerdo las recientes encuestas el 98% de venezolanos rechazan al corrupto régimen sostenido por la cúpula militar.

Hasta la protectora Rusia y EEUU celebrarán consultas sobre la situación, tal lo hicieron en  Roma el viceministro de Asuntos Exteriores ruso Serguéi Riabkov y el enviado especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams.

Arrinconado, en contradicción con su postura que se encuentra en guerra eléctrica, “porque la no convencional que aplica el imperialismo norteamericano y sus lacayos internos”, pidió la renuncia a todos sus ministros.

Trágico es el balance de la acción del narco régimen para enfrentar la situación: 26 personas fallecidas, 124 detenidos en protestas y un millar de establecimientos saqueados en 13 entidades.

Que la esperanza que abrigamos no se convierta en utopía como las promesas formuladas en el primer período de la Asamblea Nacional, incluyendo los seis meses dados al desgobierno.

Una reflexión nos trajo la oscurana que el régimen convirtió su deplorable política; adoptamos la expresión de una de las víctimas: que la calamidad la llevaremos con esperanza.

Al MARGEN. Vergüenza si es que la sienten, deben tener los seguidores del narco régimen, las risas del ideólogo Jorge Rodríguez cuando expone la crisis humanitaria. Sus razones tendrá el psiquiatra para el cual fue formado profesionalmente, para expresarse con burla. J

jordanalberto18@yahoo.com