Pesadilla Olímpica

A la carrera y toda nerviosa entró la secretaria a la oficina del Presidente del Comité Olímpico Venezolano (COV) ¡Señor Eduardo, señor Eduardo, están llamado desde Lausanne Suiza ¡

-Coño ¿Quién será? dijo Eduardo. Aló, aló, con quien tengo el gusto de hablar.

Soy Thomas Bach, Presidente del Comité Olímpico Internacional (COI)

-Pre… pre,,, presidente en que puedo servirle.

Nos ha causado suma extrañeza a todos los miembros del Comité Ejecutivo, que no nos hayas llamado para ver en que podíamos ayudar a tu país frente a la grave crisis social-política y económica por la cual están pasando en estos momentos.

-Un sudor frío comenzó a aflorar por todo el rostro de Eduardo. No encontraba como responderle al presidente del COI.

Queremos expresarle al pueblo venezolano la solidaridad olímpica frente a la crisis. En tal sentido, hemos decidido por unanimidad en el Comité Ejecutivo del COI, sumarnos al grupo de países que apoyan y reconocen al Diputado Juan Guaidó como Presidente de Venezuela. Además, desarrollar un programa para atender la situación de “Emergencia Humanitaria Compleja” que están viviendo en este momento. Estamos conscientes que Venezuela es el primer caso en América Latina en el cual la asistencia humanitaria no es para atender a la población afectada por un desastre natural o por un conflicto armado, sino por una crisis alimentaria y de salud de grandes proporciones generada por un gobierno despótico y la inexistencia de un estado de derecho,

-Los ríos de sudor fueron acompañados de fuertes cólicos intestinales. No encontraba como responderle a Thomas Bach.

Eduardo, en la fase inicial de nuestro programa de solidaridad humanitaria, explicaba el presidente del COI, vamos a enviar un primer contenedor con toneladas de suplementos nutricionales altos en proteínas, insumos médicos, alimentos procesados y no perecederos como harinas, arroz, pastas, leche en polvo, cereales, enlatados, bebidas proteínicas, sopas instantáneas, entre otros. Esta ayuda estará destinada para atender a los atletas que en diferentes categorías conforman “Las Esperanzas Olímpicas” que representan al país en los eventos internacionales.

En una segunda fase, enviaremos recursos económicos para atender los programas Deporte para Todos, Paralímpicos y Juegos Nacionales.

En la tercera fase del programa,  suministraremos recursos que garanticen o hagan posible la presencia del país en los eventos del Ciclo Olímpico: Centroamericanos 2018, Panamericanos 2019 y Juegos Olímpicos 2020.

-Al escuchar los detalles del plan de “Emergencia Humanitaria Compleja” del COI, Eduardo estaba al borde del desmayo. Que le digo a Thomas. Si le respondo como militante del Psuv, tengo que mandarlo p’al carajo y mantener la posición de mi camarada Maduro (corriendo el riesgo de una olímpica mentada de madre) de no aceptar limosnas …. y lo más arrecho es que no voy a manejar los dólares que van a enviar.

-Si acepto la ayuda, Aristóbulo no me perdonaría esa vaina y seguro que habilitaran al camarada Tarek para que me someta a juicio por traición a la patria.

Eduardo, que te parece nuestro programa de asistencia humanitaria, preguntaba Thomas Bach.

-Aló, aló, aló, coño se cayó la llamada, fue la excusa que buscó Eduardo para no responder y tratar de ganar tiempo para ver como hacía para estar bien “con Dios y con el diablo”. …los cólicos se hicieron más intensos…y en ese momento escuchó que le decían: Despierta mi amor, despierta que tienes una horrible pesadilla, estás bañado en sudor y tienes unos gases horribles.

-A la mañana siguiente, ya recuperado del susto onírico, le comentó a Mujiquita (su fiel compañero) lo que había soñado.

Tranquilo, le dijo Mujiquita, pensemos en un control de daños, para ver que nos conviene si ese sueño se hace realidad: En primer lugar, sacrifica tú aspiración de ser nuevamente ministro del deporte y le respondes afirmativamente al Presidente del COI.

-¿Y Aristóbulo?

Olvídate de él. Si cesa la usurpación, te acoges a la Ley de Amnistía y sigues en la presidencia del COV y bienvenidos sean los billetes verdes de la ayuda olímpica. Para asegurar este juego, concluyó Mujiquita, me moveré en los círculos políticos con cara de “Yo no fui” a ver si me enchufo en el ministerio del deporte.