Totalitario régimen con sus FAES

Con voz propia

Narcorrupto régimen llega a la vileza de utilizar un ejército de convictos que su comandante ministra para el Servicio Penitenciario Iris Varela, contabiliza en 45 mil efectivos, de los 57 mil 96 reclusos, la tasa de presos más alta del mundo. Desde el 2013 se instauró Régimen Penitenciario, que impone “autogobierno” de reclusos y en 2015 les impuso la Operación de Liberación ejecutado por fuerzas civiles y militares. Dijo usar a los presos como soldados para defender la revolución y solicitó al usurpador Maduro 30 mil rifles para abastecerse.

La abyecta revelación la hizo el GD Manuel Cristopher Figuera, exjefe de inteligencia del usurpador régimen.

Demostraciones da de la complacencia con los “pranes”. El 24 de febrero 2019, trasladó a la frontera colombiana unos 40 presos del centro penitenciario de Santa Ana, del Táchira, con misión de bloquear la entrada de la ayuda.

En puentes fronterizos apareció la ministra, acompañada de civiles armados y de Guardia Nacional. En Ureña con su celular fotografió a quienes estaba del lado colombiano.

The New York Times reportó que vieron en el boicot “milicianos de edad avanzada, reclutas mal alimentados y convictos”.

Dichos pranes actúan a lo largo del territorio. En Las Tejerías de Aragua provocaron incendio que arrasó con empresa Galletas Puig, porque no pagaban “vacuna”.

Donde “cumplen” la justicia, mandan y tienen privilegios.

Según Informe Mundial 2014 de Human Rights Watch, "las cárceles figuran entre las más violentas de América Latina.

ONU denomina sistema penitenciario como tragedia y lo califica entre los peores del continente.

Carlos Nieto, director de la ONG Ventana a la Libertad, alega que jefes de las pandillas adquieren armas del propio estado.

Varela impulsó reformas que permitieron los pranes. “Estos jefes del crimen ahora dirigen extensas estructuras tanto dentro como fuera del sistema y dirigiendo las actividades de las pandillas callejeras”.

Indígenas no escapan al desgobierno. La OEA entregó a Corte Penal Internacional denuncia de “un ataque militar desmedido y cruel”. Son crímenes de lesa humanidad contra pemones de la frontera brasileña, para impedir la ayuda.

“Maduro movilizó tanquetas y armamento letal contra una población desarmada. En 48 horas, asesinaron e hirieron a mansalva a miembros de las comunidades”.

Alta comisionada de la ONU para DDHH, Michelle Bachelet, resaltó que "grupos armados civiles conocidos como colectivos han contribuido al deterioro de la situación". Pidió en conclusiones disolver las Fuerzas Especiales (FAES) a las que achaca mayor parte de 5.287 muertes por "resistencia a la autoridad", en 2018 y 1.569 entre de enero y mayo de 2019.

Las entrevistadas se refirieron de manera constante a las FAES como un “escuadrón de la muerte” o un “grupo de exterminio”.

El M/G Hugo (Pollo) Carvajal, ex jefe del DGCIM, afirmó que los crímenes de lesa humanidad la han convertido en una constante.

Rocío Finlay Ramírez, pareja del General Rodríguez Torres denunció ser víctima de torturas y de vejación sexual desde su detención en mayo.

General Gustavo González López, destituido como jefe del SEBIN por muerte en torturas del concejal Fernando Albán, fue reasignado en dicho cargo.

John Bolton, de seguridad de la Casa Blanca, informó reunión con el Reverendísimo Arzobispo Gallagher de Santa Sede para discutir la actual crisis política y humanitaria en Venezuela.

Exportan delincuentes. Detienen en Cúcuta a 8 integrantes de El Tren de Aragua y otros 10 de la banda delictiva.

El usurpador grita en la tv “¡viva las FAES! todo el apoyo para ustedes"

Al MARGEN. Por la referencia en pasada columna al chavista ex convicto por doble homicidio Maikel Moreno, presidente del tribunal subalterno de justicia, nos señalan la sorpresiva otorgación del doctorado Honoris Causa de la Universidad Católica Santa Rosa y de la Bicentenaria de Aragua. No extraña el de Politécnica de la Fuerza Armada.

jordanalberto18@yahoo.com