Inicio

Unidad, unidad y más unidad, pero solo la verdadera UNIDAD

Edgar A. Capriles B.

La desesperante situación en la que se encuentran todos los venezolanos, por escasez de alimentos, la dificultad para conseguir los medicamentos para quienes tenemos enfermedades crónicas, la pavorosa crisis hospitalaria, los continuos apagones, o el toque de queda en las comunidades por la inseguridad, explica el verdadero infierno que padecemos todos, pero que afecta mucho más a los más vulnerables, los pobres.

Unidad, unidad y más unidad, pero solo la verdadera UNIDAD

La desesperante situación en la que se encuentran todos los venezolanos, por escasez de alimentos, la dificultad para conseguir los medicamentos para quienes tenemos enfermedades crónicas, la pavorosa crisis hospitalaria, los continuos apagones, o el toque de queda en las comunidades por la inseguridad, explica el verdadero infierno que padecemos todos, pero que afecta mucho más a los más vulnerables, los pobres.

Porque no renunciará, ni tampoco se irá

Desde hace dos décadas, el narcotráfico, al igual que el fanatismo religioso y el lavado de dinero, se viene considerando en la comunidad internacional como una de las mayores amenazas a la estabilidad y continuidad de los gobiernos democráticos o en vías de convertirse en democracias consolidadas y por tal motivo, en esas materias, se han desarrollado procedimientos judiciales internacionales para capturar, juzgar y condenar a los que incurran en estos delitos que pronto se convertirán en violaciones a los DDHH, incluyéndolos hasta como de lesa humanidad.

Porque no renunciará, ni tampoco se irá

Lester L. López O.

Desde hace dos décadas, el narcotráfico, al igual que el fanatismo religioso y el lavado de dinero, se viene considerando en la comunidad internacional como una de las mayores amenazas a la estabilidad y continuidad de los gobiernos democráticos o en vías de convertirse en democracias consolidadas y por tal motivo, en esas materias, se han desarrollado procedimientos judiciales internacionales para capturar, juzgar y condenar a los que incurran en estos delitos que pronto se convertirán en violaciones a los DDHH, incluyéndolos hasta como de lesa humanidad.

Declaración de Aragua. 19 de abril de 2016

El reconocimiento de la existencia de una grave crisis generalizada en nuestro país es prácticamente unánime; independientemente de la diversidad de interpretaciones que se hacen sobre sus causas, responsabilidades y maneras de enfrentarla. Por otra parte, dicha crisis ha sido utilizada como justificación para implementar medidas que, lejos de resolver los problemas, han terminado afectando a sus principales víctimas; que no son otras que los distintos estratos sociales que constituyen el pueblo venezolano.

Páginas