Inicio

Ruidos y señales militaristas de un desesperado

“Instalaremos una Junta Cívico Militar para gobernar con la Asamblea Popular”, “Como sea ganaremos”, “Estoy militarmente preparado para asumir los resultados electorales”, “Me lanzaría a las calles para defender la revolución”; han sido todas las expresiones primitivas e irresponsables, con enorme carga de antipolítica, de Nicolás Maduro cercado por su fracaso e ineptitud en el ejercicio del gobierno. Nicolás Maduro abre de manera brutalmente peligrosa un contenido antipolítico .....

Ruidos y señales militaristas de un desesperado

José Machillanda

“Instalaremos una Junta Cívico Militar para gobernar con la Asamblea Popular”, “Como sea ganaremos”, “Estoy militarmente preparado para asumir los resultados electorales”, “Me lanzaría a las calles para defender la revolución”; han sido todas las expresiones primitivas e irresponsables, con enorme carga de antipolítica, de Nicolás Maduro cercado por su fracaso e ineptitud en el ejercicio del gobierno. Nicolás Maduro abre de manera brutalmente peligrosa un contenido antipolítico .....

"No me abandonen"

¡No me abandonen! suplicó al pueblo el presidente de facto mientras visitaba las demoradas obras del tren Guatire-Caracas. Le faltó completar la canción de Airbag que dice   ¨Me he equivocado, ya yo lo sé, pero es muy tarde, ya no hay nada que hacer¨.  Efectivamente, todo está consumado para el hijo putativo del difunto. Destrozó  la economía al robar la propiedad privada,  desencadenó  una inflación nunca vista,  originó   escasez de alimentos, medicinas y repuestos,  favoreció  a  los malandros que asesinan y roban a los ciudadanos,  dilapidó cuantiosos recursos, obligó  a emigrar a millones de venezolanos,  atropelló   a los disidentes y fue  permisivo con el narcotráfico.  Por eso el pueblo lo  abandonó. 

"No me abandonen"

¡No me abandonen! suplicó al pueblo el presidente de facto mientras visitaba las demoradas obras del tren Guatire-Caracas. Le faltó completar la canción de Airbag que dice   ¨Me he equivocado, ya yo lo sé, pero es muy tarde, ya no hay nada que hacer¨.  Efectivamente, todo está consumado para el hijo putativo del difunto. Destrozó  la economía al robar la propiedad privada,  desencadenó  una inflación nunca vista,  originó   escasez de alimentos, medicinas y repuestos,  favoreció  a  los malandros que asesinan y roban a los ciudadanos,  dilapidó cuantiosos recursos, obligó  a emigrar a millones de venezolanos,  atropelló   a los disidentes y fue  permisivo con el narcotráfico.  Por eso el pueblo lo  abandonó. 

En Europa, con la pluma y la espada

Sanguinetti, Julio María

- Nos explicamos que a Europa, vieja, culta, rica (pese a un mal momento), abroquelada  detrás de su cómodo Estado de Bienestar y su tolerante democracia liberal, le  costará asumir que está en guerra.

 Lo entendemos, porque es triste y doloroso.

Pero, como dijo Giovanni Sartori al diario español El Mundo en octubre de 2007, "el Islam ha declarado la Guerra Santa a Occidente, que no sabe defenderse". 

Páginas