Aquí estamos otra vez

De nuevo en la calle, con más bríos para continuar denunciando las malas políticas del gobierno y para promover a los candidatos a la Asamblea Nacional que representan la alternativa democrática al modelo autocrítico que intentan imponernos.

Estamos en el umbral de una nueva época, esa que nos hará vivir en democracia y en ella, la elección de una Asamblea Nacional con presencia mayoritaria de la cultura democrática nos entusiasma, pues permite comenzar a vislumbrar el cambio deseado por todos los venezolanos.

De nuevo en la calle, con más bríos para continuar denunciando las malas políticas del gobierno y para promover a los candidatos a la Asamblea Nacional que representan la alternativa democrática al modelo autocrítico que intentan imponernos.

Estamos en el umbral de una nueva época, esa que nos hará vivir en democracia y en ella, la elección de una Asamblea Nacional con presencia mayoritaria de la cultura democrática nos entusiasma, pues permite comenzar a vislumbrar el cambio deseado por todos los venezolanos.

Desde aquí pondremos nuestro grano de arena a favor de la promesa del nuevo amanecer y promoveremos con los candidatos, foros y conversatorios sobre temas de interés en los distintos sectores sociales de la región.

Somos cultivadores de la unidad nacional dentro de la diversidad democrática.

Creemos que ella es indispensable para avanzar y romper la estrategia del gobierno que es la confrontación permanente y el fomento de un país dividido.

Esta elección parlamentaria es el inicio de la gran empresa que representa lograr un objetivo concertado que, con la integración de todos los venezolanos, se proponga la recuperación del país, la regeneración de la actividad política y el imperio de las reglas democráticas en las relaciones entre los factores sociales.