Botín olímpico

Sorprendidos, se encontraban los dirigentes deportivos, al enterarse del anuncio formulado por el Presidente del Comité Olímpico Venezolano (C.O.V.), según el cual, le otorgarían 200.000 Bolívares fuertes a cada Federación para sus gastos de funcionamiento durante el año 2016.

Todos, se preguntaban, de donde había surgido tal magnanimidad de las autoridades olímpicas. Recordaban, que las ayudas económicas, anteriores a este caso se limitaban a gastos de entrenamiento, asistencias a cursos o a una beca concedida a un atleta.

-Bueno, si así llueve, que no escampe, manifestó uno de los presentes.

-Otro dirigente, con toda la intención, señaló,  que a lo mejor Eduardo había adelantado la campaña para su reelección en la Presidencia del organismo y quería hacer ver con ese aporte su identificación con las federaciones.

En la sala, se hizo un silencio total, cuando escucharon la explicación que dio el Presidente del COV sobre la procedencia de los recursos económicos que se estaban repartiendo:

“El Comité Olímpico Internacional, tiene como norma, la distribución de los ingresos que por concepto de comercialización y mercadeo de los Juegos Olímpicos, entre todos los Comités Olímpicos Nacionales que lo conforman. En ese sentido, el 90% de lo recaudado se destina  a organizaciones de todo el Movimiento Olímpico para apoyar la puesta en escena de los Juegos Olímpicos y para promover el desarrollo en todo el mundo del deporte. El COI conserva menos del 10% de sus ingresos para los gastos operacionales y administrativos del gobernante Movimiento Olímpico”

Ese discurso, está muy bonito para la galería, manifestó entre sí un grupo de dirigentes, pero paso por alto, señalar o indicar cuál fue el monto asignado al C.O.V. y desde cuando se está aplicando esa política distributiva en el movimiento olímpico.

Si le hacemos un seguimiento a la ruta del dinero, a lo mejor podemos enterarnos de todos los elementos que rodean a la asignación de estos recursos.

Tengo entendido, que para ello, el Comité Olímpico Internacional tiene un programa denominado “The Olympic Partner” (TOP por sus siglas en inglés) y lo hace a través de un convenio que es firmado cuatrienalmente con cada Comité Nacional.

Está bien, lo que tú dices, pero cuanto fue la boloña y cuál fue la ruta que siguieron esos reales, reclamó otro de los dirigentes.

- Déjenme decirles, que revisando una serie de materiales y correspondencia que llegan a la federación, me encontré con un oficio en donde se señala con todos los detalles la firma del convenio que hizo Eduardo el 31 de Agosto del 2008 para el TOP VII que tendría vigencia para el ciclo olímpico 2009-2012. Además, en otro documento de fecha 15 de Abril del 2013 firmó por los TOP VIII y IX  correspondiente a los ciclos 2013-2016 y ¡¡¡2017-2020!!!

Esa última firma, no debería tener validez jurídica, porque está comprometiendo a un periodo de gestión cuyas autoridades todavía no han sido electas.

-Uuuuuuummmm huele a queso suizo, ese bichito ya se considera reelecto y algún negocio debe haber en esos TOP que no los quiere soltar.

- En esos documentos que señalas, no se habla de los montos asignados, fue la pregunta que al unísono hizo el grupo de dirigentes.

Claro que sí, lo que pasa es que ustedes no me dejan terminar. Para el TOP VII  se le asignó al C.O.V  920.000 dólares y por cada inclusión de nuevos partner o sponsor se le otorgaría una remuneración de 80.000 dólares adicionales. En ese ciclo, se incorporaron la empresa DOW y la Procter and Gamble. Sumando así, un total de Un millón de dólares para el periodo 2009-2012.

¿Cómo les quedó el ojo? Dijo burlonamente el informante. Para luego agregar, antes de que se desmayen o les de un infarto, que la misma asignación se dio para el TOP VIII y seguro se repetirá en el TOP IX….en otras palabras, para ser más preciso Eduardo ha manejado 2.000.000 de dólares y aspira a manejar otro milloncejo en el próximo ciclo. El cuadro de distribución establecido fue el siguiente:

T O P VII

31/12…2009……15%.......150.000 dólares

31/12….2010……25%......250.000 dólares

31/12….2011……30%......300.000 dólares

31/12….2012……30%.......300.000 dólares

T O P VIII

31/12….2013……15%......150.000 dólares

31/12….2014……25%......250.000 dólares

31/12…-2015……30%.....300.000 dólares

31/12….2016……30%......300.000 dólares

T O P  IX

31/12….2017…..15%........150.000 dólares

31/12….2018…..25%……250.000 dólares

31/12….2019…..30%........300.000 dólares

31/12….2020…..30%……300.000 dólares

Ahora, mis queridos amigos dirigentes deportivos, viene el “Reparto del Botín Olímpico”……siguiendo la ruta del dinero, me consigo que la orden de pago o el cheque en cada uno de los TOP sale de la sede del Comité Olímpico Internacional en Laussane Switzerland y en lugar de dirigirse a Caracas Venezuela, es desviada al Inter Credit Bank en Miami, Florida o sea al imperio “mesmo” que tanta arrechera le tiene el camarada Eduardo.

Allí, comienza el Festín de Baltazar. Los dólares son vendidos a particulares a precio del mercado negro o paralelo y el comprador se obliga a depositar el monto en bolívares en las cuentas del COV  en el país. También, pueden participar en ese mercado negro para lavar bolívares, cualquier persona o agrupación deportiva que requiera dólares.

Este ilícito cambiario, se disfraza o maquilla en los informes económicos como “Depósito de moneda legal (¿?)” y si tienen que reflejar algún cambio lo hacen al precio establecido por el gobierno…..es decir, lo vendo a precio paralelo y lo declaro a 6.30…..qué mantequilla.

-Uno de los presentes, comentó ingenuamente que no todo era malo porque le habían dado a su federación Bs. 200.000.

-Claro gafo, que malo va a ser para el que reparte. Bs. 200.000 a cada una de las 50 federaciones afiliadas, suma 10 millones de Bs. Un millón de dólares cambiado a 1.000 Bolívares por dólar, sumaría 1.000 millones de bolívares.

De esos mil millones reparte el 1% y le queda 99%  cumpliendo así el viejo refrán “el que parte y reparte se queda con la mejor parte”……y seguro de allí saca para el aguinaldo de los miembros del Comité Ejecutivo del COV y la compra de votos para su reelección.

Como diría un pran olímpico  “Hacer deporte es hacer dinero”.