El solidaridarismo

El solidaridarismo es un modestísimo aporte a la probabilidad de derrotar la crisis social, económica y política que atraviesa Venezuela. Está  conformado por un conjunto de sugerencias que previamente deben cumplir con cinco (5) supuestos y ha sido concebido sobre la base ética de la solidaridad.

Ahora bien: ¿Por qué el solidaridarismo lo hemos concebido sobre la base ética de la solidaridad?

Porque la solidaridad es un valor moral que ha sido, es y será por los siglos de los siglos, de una gran trascendencia para la especie humana, pues gracias a ella no solo ha alcanzado los más altos grados de civilización y desarrollo tecnológico  sino que ha logrado sobrevivir y salir adelante luego de los más terribles desastres. Tan grande es  el poder de la solidaridad que cuando la ponemos en práctica nos hacemos inmensamente fuertes y podemos asumir sin temores paralizantes los más grandes desafíos y superar las crisis socioeconómicas por lacerantes que estas sean; por lo tanto, presumimos que la crisis venezolana solo tendrá solución en la práctica de la solidaridad y en el cumplimiento de los siguientes cinco (5)  supuestos.

PRIMER SUPUESTO: aceptar estoicamente que lo pasado ya paso y que nada podemos hacer para cambiarlo salvo no sea perdonar para que cierren y sanen las heridas y queden atrás los malos recuerdos.

SEGUNDO SUPUESTO: responsabilizar de la grave crisis que padece la Republica, a: “Fuente Ovejuna” y a nadie más; pues de no ser así y dedicarnos a buscar “Chivos Expiatorios” giraríamos en 360 grados  para regresar al mismo punto de partida  y no en 180 que obviamente nos alejaría del lugar donde nos encontramos soportando y capeando los embates de la crisis.

TERCER SUPUESTO: transformar la mentalidad del venezolano al demostrársele que el único responsable de la crisis es él, no la conquista española ni el imperio norteamericano como la ha predicado la leyenda negra.

CUARTO SUPUESTO: elevar la autoestima del venezolano  al convencerlo de que es capaz de superar la crisis que padece, porque siempre ha sido del tamaño del problema que se le presente; lo que sucede, es que tiene  dormido el gigante que lleva dentro de sí.

QUINTO SUPUESTO: reconciliar y unir a los venezolanos para que se aglutinen alrededor de un proyecto de país diseñado con la participación activa de todos, es decir, sin excluir a nadie y de acuerdo a la capacidad intelectual de cada quien. Este proyecto debe sustentarse sobre el solidaridarismo, por ser este un modelo económico que se fundamenta sobre la base de la solidaridad mutua  entre el empresario dueño del medio de producción y el obrero dueño de la fuerza de trabajo para producir mercancías cuya posterior plusvalía  será distribuida equitativamente  entre el empresario y los trabajadores.

Ahora bien, para este gran proyecto de país, sugerimos considerar los siguientes objetivos específicos:  

 -Convencer a todos los venezolanos de que solamente unidos seremos capaces de comenzar a construir una nación agrícola, pecuaria e industrialmente desarrollada, a través de la educación eficiente, el trabajo creador, la solidaridad ética, la responsabilidad militante, la tolerancia política, el respeto al derecho del otro y la moral pública.

 -Seleccionar los colaboradores más inmediatos en función del conocimiento, la alergia a la corrupción,  la probidad, la sensibilidad social y la identificación con el pueblo.

 -Sugerir al que ejerza la Presidencia de la Republica que luche  contra sí mismo para que el ejercicio del poder no lo engolosine.  

  -Crear la Universidad Técnica e Industrial de Venezuela, para que de ella egresen los jóvenes obreros, peritos, técnicos y tecnólogos que el país vaya necesitando en función de un instrumento de planificación ascendente que previamente haya programado  el desarrollo armónico y proporcional de la nación venezolana.

 -Atacar el problema penitenciario creando tribunales de emergencia dentro de las cárceles  para que trabajen las 24 horas del día, a razón de tres  turnos de 8 horas cada uno hasta que no quede ni un solo preso sin sentencia definitiva; luego, negociar con el preso dos años de su sentencia por un año de intachable conducta.

 -Promocionar leyes en función de la amnistía y el  desarme  de la población civil.

 -Practicar la generosidad internacional de la Republica de manera inversamente proporcional a las necesidades  del pueblo venezolano.

 -Concientizar para que el pedazo de pan que cada venezolano lleve a su casa debe ser del tamaño de su capacidad de producción y no el de su generosidad como  Presidente de la República.

-Reactivar  el programa de becas “Gran Mariscal de Ayacucho”.

-Implementar un modelo económico que se fundamente en el solidaridarismo. 

- Sembrar  el petróleo con mano generosa y eficiente.

-Integrar en una sola Institución a todos y cada uno de los entes que imparten  educación superior y proyectarla  como Núcleos Regionales hacia cada Capital de Estado y como Aldeas Universitarias en todos y cada uno de los municipios de la Republica. Esta nueva Institución pudiese denominársele: Universidad Central y Autónoma de Venezuela.

-Transferir el 51% de las acciones de Petróleos de Venezuela (PDVSA) a empresarios, obreros,  trabajadores y jóvenes profesionales  venezolanos.

-Responsabilizar  al Banco Central de Venezuela por la recepción y distribución de todas las divisas que  genera la industria petrolera.

-Decretar que el ámbito operacional de PDVSA  debe limitarse  exclusivamente a lo que en términos petroleros  se conoce como: aguas arriba y  aguas abajo

-Desafectar todas las empresas que fueron expropiadas con la condición de que entren inmediatamente en producción acelerada.

-Fundamentar la salud a dispensársele al pueblo sobre tres básicos principios: no dañar, prevenir para no curar y suministrar calidad de vida no retrasar la muerte.

- Implementar   una microempresa por cada 50 venezolanos desempleados.

-Promover  una poderosa clase media que ayude a sacar de la pobreza a todo aquel venezolano que la padezca, pero mientras esto no se logre a ese sector de la población habrá que saciarle su hambre, curarle  sus enfermedades, protegerlo de la intemperie y garantizarle que el futuro que lo aguarda, será mejor

-Defender  la soberanía e Independencia de la Republica de cualquier potencia  hambrienta y famélica de energía petrolera.

-Cimentar la libertad de expresión sobre el siguiente aforismo: “no estoy de acuerdo con lo que dices  pero daría mi vida por defender el derecho que tienes a decirlo”.

-Estudiar la probabilidad de aplicar la hipótesis de la línea media al problema limítrofe que tenemos  con la hermana República de Guyana.

-Desactivar el argumento que propone: “A los pueblos indígenas hay que mantenerlos dentro de su hábitat natural para evitar que el hombre blanco los contamine” por cuanto su contenido  es discriminatorio y racista.

-Incorporar significativamente la mujer venezolana a la planificación, ejecución, supervisión y evaluación de políticas públicas  trascendentales.

-Enfrentar la problemática campesina a través de programas rurales que no sólo sirvan para evitar el éxodo permanente del hombre del campo hacia las grandes ciudades sino que a su vez,  estimulen el regreso de aquellos que abandonaron sus tierras  después que un demagogo e irresponsable enreda pueblo, les dijo: “Vámonos pá Caracas que allá hay trabajo por coñazo” y ahora andan saltando y brincando de rancho en rancho sobre los cerros que circundan la Capital.

-Restablecer las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos en un ambiente de respeto mutuo y sin complejos latinoamericanos.

-Rechazar la injerencia de cualquier país en nuestros asuntos internos, tanto más, si esta conducta  política se camuflajea  en la expresión de Simón Bolívar: “Para Nosotros la  Patria es América”.

-Actualizar  todos los convenios internacionales firmados por la República; -.Disminuir el periodo presidencial a cinco años con una sola reelección y contribuir  para que al fin,  Simón Bolívar, El Libertador, baje tranquilo al sepulcro.

-Considerar que el rol de Primer Maestro de la República debe estar por encima de la condición de Presidente, Jefe de Estado, Jefe de Gobierno y Comandante en Jefe de la Fuerza …..

¡¡¡Raúl, Raúl…!!!

Despiértate que tienes una pesadilla. Toda la noche te la has pasado hablando de cosas incoherentes: país, pueblo, subdesarrollismo, solidaridad, proyecto…

Era María, mi esposa. Obviamente, había tenido un profundo sueño y como decía Calderón de la Barca: “los  sueños, sueños son”…