3 consejos​​​​​​

La filtración de información confidencial provoca gran parte de las crisis políticas, profesionales y empresariales de nuestro tiempo. Con frecuencia se originan en el uso de aplicaciones de correo electrónico y de mensajería instantánea que son inseguras.

A propósito: cuéntame qué aplicaciones utilizas hasta ahora para tus comunicaciones (es una mini encuesta completamente anónima que se responde en menos de 2 minutos, que ya han completado casi 700 personas y que se cierra definitivamente en 4 días).

Te decía, entonces, que la fuga de información confidencial suele provocar grandes daños en partidos políticos, gobiernos, campañas electorales y empresas profesionales. Sobre este tema estoy preparando un artículo, pero mientras tanto te puedo adelantar algunos consejos.

Son 3 consejos para que tus comunicaciones reservadas realmente estén protegidas, privadas y seguras:

Agrega a tus herramientas digitales una cuenta de correo electrónico encriptada que nadie pueda leer excepto tú mismo y el destinatario del mensaje. Una cuenta cuyos mensajes no pueda descifrar ni siquiera la propia empresa que te da el servicio de correo. La más segura, y que además ofrece una versión gratuita, es ProtonMail. Descúbrela en https://protonmail.com/es/

Agrega Signal a tu repertorio de mensajería instantánea. Es una aplicación rápida, fácil de usar, gratuita y muy segura. Está diseñada especialmente para las comunicaciones confidenciales y la puedes descargar en https://signal.org/download/

Si tienes instalado Telegram, utiliza solamente los “chats secretos” para comunicaciones confidenciales. Si todavía no tienes Telegram, puedes descargar la aplicación para Android en https://play.google.com/store/apps/details?id=org.telegram.messenger, para iPhone en https://itunes.apple.com/app/telegram-messenger/id686449807 y para tu computadora en https://desktop.telegram.org/

En suma: continúa usando tus aplicaciones preferidas para las comunicaciones habituales, pero incorpora ProtonMail, Signal y Telegram para las comunicaciones seguras.

 Saludos seguros, Daniel