Al Frente Amplio le queda poco tiempo para consolidar su propuesta de cambio

La plataforma unitaria Frente Amplio busca propuestas de todos los sectores para lograr un cambio, sin desdeñar la protesta social o el trabajo diplomático que realizan los dirigentes desde el exterior

Al Frente Amplio Venezuela Libre todavía le quedan metas por cumplir. Esta plataforma creada el 8 de marzo, y que articula a ocho sectores de la población (partidos, movimiento estudiantil, trabajadores, empresarios, iglesias, ONG, víctimas de la represión y chavismo disidente), todavía le queda la gran tarea de crear una propuesta uniforme de cambio a través de elecciones “democráticas, libres y justas” además de lograr su consolidación en todas las parroquias.

Con una gran estructura que busca inclusión, a los partidos políticos les ha tocado “compartir” la vocería y protagonismo de manifestaciones o entregas de documentos. Así se demostró durante la primera actividad que se convocó a nombre del Frente Amplio.

Durante la entrega de un documento en la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, con el fin de solicitar a la ONU que no avale los resultados del 20 de mayo, la vocería fue asumida por la diputada Delsa Solórzano, el representante del chavismo disidente Sergio Sánchez y el profesor Víctor Márquez.

El diputado Juan Guaidó detalla que el Frente está en la fase de aglutinar y unir a los sectores de la sociedad civil y que el desafío es activar la movilización nuevamente. Al menos el 90% de los estados del país están constituidos bajo esta modalidad, “estamos avanzando en el tema de la organización, ahora crearemos frentes en cada municipio y en cada sector”.

Constantemente hay mucho debate pero ya queremos pasar a la acción, afirma Guaidó. “Pareciera que a nivel internacional es bastante común la caracterización del régimen al que nos enfrentamos. La gran pregunta ahora es ¿cómo lo hacemos?”.

Para el parlamentario, es necesario que el Frente Amplio evalúe la forma de salir de Maduro de forma pacífica y constitucional. “Si estamos exigiendo elecciones justas, la cuestión es cómo lo hacemos, como generar confianza y retomar las movilizaciones. Ese ya es el debate y tiene que ver con el detalle”.

Ya la plataforma tiene sus propuestas para el 19 de abril, con un Congreso Nacional de Juventudes, y el 1° de mayo que todavía no ha sido anunciada. También se espera el anuncio de más protestas dirigidas por distintos sectores y una actividad para el 20 de mayo.

Guaidó explica que desde las regiones se han recibido propuestas formales de organización y acción, que ya han sido asumidas por la dirección nacional del Frente. “Hemos recibido indicaciones de cómo exigir elecciones libres”.

Apuesta joven

La propuesta más cercana de la plataforma unitaria se basa en el Congreso Nacional de Juventudes, que se realizará el 19 de abril en la sede de la Universidad Central de Venezuela para recoger propuestas favorables al cambio de gobierno dentro de las universidades y en contacto con las comunidades.

Rafaela Requesens, presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, destaca que esta propuesta espera reunir a los jóvenes de distintas tendencias ideológicas.

Además, el movimiento estudiantil propuso el proyecto Habla Venezuela Libre (propuesta que nació en julio de 2017). “Es la inclusión de todos los jóvenes en el país en las comunidades, para recibir información de la problemática que viven, y va más allá de la solución que se les pueda brindar”, explica Requesens.

Tenemos que apostar que desde las distintas facultades, escuelas y junto a los profesores se puedan brindar soluciones a mediano y largo plazo a las comunidades, refiere la presidenta de la FCU-UCV.

“Vemos la necesidad de que como estudiantes y generación le demos algo más a Venezuela. Siempre salimos a protestar y luchar pero como futuros profesionales creo que hay que otorgar más apoyo en el tema académico y eso es un plan país real, que no importa quien esté a la cabeza, otorgue soluciones a esta crisis política, económica y social”, afirma la universitaria.

El movimiento estudiantil solo maneja dos voceros para comunicarse con el Frente Amplio: Requesens y Nicola Yamine, por las universidades privadas.

El problema de abstenerse

Desde su creación, el Frente Amplio Venezuela Libre ha enarbolado que su postura no es abstencionista, algo duramente criticado por representantes del Ejecutivo y el Consejo Nacional Electoral.

Para el representante de Acción Democrática Negal Morales, el Frente Amplio no se ubica dentro de la abstención activa. “Somos ‘participacionistas’ de corazón, queremos ir a un proceso electoral pero no a uno en el cual se usen las cajas CLAP, los puntos rojos y el carnet de la patria para coaccionar a los venezolanos”.

Morales destaca que el objetivo es concurrir a un proceso electoral en el cual el CNE tenga credibilidad ante el país, “queremos votar para elegir, por eso es que pedimos a los países que nos ayuden a facilitar un verdadero proceso electoral libre”.

Aunque Primero Justicia sí ha llamado abiertamente a la abstención. “Responsablemente, desde Primero Justicia le pedimos al  pueblo no salir a votar a validar este fraude y esta trampa. A los demás candidatos les pido que si saben las condiciones se retiren y se sumen al Frente Amplio para luchar por verdaderas condiciones”, sentenció el parlamentario Alfonso Marquina a nombre de su partido.

La última amenaza ante esa postura provino de la presidenta del CNE, Tibisay Lucena. El 12 de abril advirtió que aplicarán sanciones a quienes llamen a la abstención en la campaña para los comicios del 20 de mayo.