Con apenas Bs 223 mil mensuales cuenta la UCV campus Maracay para gasto de funcionamiento

 

Con apenas 223 mil bolívares mensuales funciona la Universidad Central de Venezuela, campus Maracay, debido a que es lo destinado del presupuesto asignado por el Ministerio de Educación Superior a la facultad de ciencias veterinarias.

El presupuesto anual de 2 millones 600 mil bolívares para esta facultad, de acuerdo a lo expresado por Ysis Vivas, decana de la Facultad de Ciencias Veterinaria de la UCV, campus que funciona en el estado Aragua, quien señaló además que el presupuesto de la Facultad de Agronomía se encuentra por el mismo orden.

“Estamos trabajando porque queremos la institución, porque todavía tenemos ganas de luchar por el país”, expresó Vivas, quien dio a conocer las limitaciones con las cuales vienen trabajando dentro de la institución formadora de médicos veterinarios e ingenieros agrónomos.

Detalló que entre las limitaciones con las cuales trabajan está la Ley de Contrataciones Públicas, “impuesta en el 2008”, que aseguró la profesora, los limita en la compra de insumos, también la deficiencia en la asignación del prepuesto, la inflación, escasez de insumos, “cuando queremos buscar reactivos, vacunas, fertilizantes, incluso material infraestructura no encontramos y eso limita el funcionamiento universitario”.

Señaló además que en toda la casa de estudios se registra a diario fallas eléctricas de manera continua, es constantemente atacada por delincuentes, que se han apropiado de cableados, aires acondicionados, “estamos vulnerables, hemos hecho llamado a los cuerpos de seguridad para solucionar, pero no han sido tomados en cuenta”.

Sostiene que el gobierno regional debe sentarse dialogar con el sector educativo universitario, y atender sus demandas, porque también forman parte del Estado.

Leonardo Taylhardat, decano de la facultad de Agronomía de la UCV, declaró que se encuentra realizando una certificación permanente para constatar la población estudiantil actual, debido a que muchos se han ido de este casa de estudios, ya sea para emigrar a otros país, o por para trabajar, “ los problemas de transporte, y alimentos está afectando la deserción”.

Dijo que no solo están emigrando estudiantes, sino también docentes, a través de becas, o para que ejerzan la docencia por su excelente nivel de preparación.