Conas sale a las calles de La Victoria para reprimir al pueblo aragüeño

Al menos 30 jóvenes de La Victoria estado Aragua,  habrían sido detenidos cuando participaban en una manifestación para exigir justicia por la muerte de dos personas durante la represión del 30 de abril y 1 de mayo

Pasado el mediodía del viernes 3 de mayo funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), llegaron a las calles de Las Mercedes y el Pícolo en el La Victoria estado Aragua, para acabar con las manifestaciones antigubernamentales que se llevan a cabo en la entidad.

A través de las redes sociales vecinos de la localidad aseguraron que efectivos del cuerpo de seguridad no diseñado para controlar protestas,  llegaron reprimiendo la manifestación usando bombas lacrimógenas y armas de fuego, incluso denunciaron el robo de teléfonos a los transeúntes para que no registraran lo que ocurría.

Señalaron que al menos 30 jóvenes habrían sido detenidos cuando participaban en una manifestación para exigir justicia por la muerte de dos personas durante la represión del 30 de abril y 1 de mayo.

Habitantes de La Victoria dijeron que los efectivos del Conas llegaron en vehículos antimotines rompieron aceras y comenzaron una cacería contra los manifestantes.

Las protestas en la entidad aragüeña han sido reprimidas de manera brutal por los cuerpos de seguridad del Estado, quienes han recurrido al uso de la fuerza excesiva para evitar las manifestaciones en apoyo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Los colectivos armados también han hecho de las suyas, persiguiendo a la disidencia e infundiendo terror en la entidad.

A este grupo paramilitar se le atribuye el asesinato de Samuel Mendes de 24 años. El joven murió el 30 de abril cuando participaba en el inicio de la “operación libertad” convocado por Juan Guaidó, quien se juramentó como mandatario encargado.

Varios testigos que pidieron no ser identificados contaron a Crónica.Uno que durante la refriega hubo un momento en que Samuel Enrique Mendes fue retenido por civiles armados y policías municipales, y llevado hasta el interior de un urbanismo luego de recibir una brutal golpiza. Aseguran que hay vídeos que dan cuenta de ello. Minutos después, Samuel, ya moribundo, fue rescatado por sus compañeros. Presentaba un disparo a quemarropa en el tórax que le habría destrozado la columna vertebral.

Algo similar ocurrió con Josnel Peralta de 16 años, que falleció el 2 de mayo en el hospital Central de Maracay, víctima de las heridas causadas por el impacto de un bala en el brazo izquierdo así como en el hemitórax. El joven también había estado participando el 30 de abril en la manifestación antigubernamental.

Share