Congreso de Perú rechaza visita de Maduro a cumbre de las Américas

La presidencia del Congreso del Perú envió un oficio a la canciller de ese país, Cayetana Aljovín, y al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para rechazar la asistencia del mandatario Nicolás Maduro a la VIII cumbre de Las Américas, que se celebrará en Lima el próximo 13 y 14 de abril.

El presidente del Congreso peruano, Luis Galarreta Velarde, indicó que en reiteradas oportunidades, las diferentes fuerzas políticas del Parlamento han expresado, por amplia mayoría, su total rechazo a “la sistemática violación de los derechos humanos en ese hermano país y su preocupación por la aguda crisis política y de institucionalidad generadas por el actual gobierno venezolano”.

Galarreta Velarde señaló que si bien la Constitución peruana le atribuye al Poder Ejecutivo la facultad de dirigir la política y relaciones exteriores, no pueden dejar de lado las posiciones que ha dictado la instancia parlamentaria en favor de los venezolanos.

Este lunes el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, indicó en su Twitter que el presidente Maduro acudiría a la Cumbre de Las Américas en abril.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo en su visita a Perú que quedaba de parte del país suramericano la asistencia de Venezuela al evento.

“En consecuencia, le solicito que se considere la adopción de los mecanismos pertinentes a fin de viabilizar la no presencia de dicho mandatario en nuestro país con ocasión de la referida Cumbre, tomando en consideración, además, que la comunidad internacional viene planteando sanciones al régimen del presidente Nicolás Maduro”, agrega el escrito.

Mensaje a la OEA

En otro documento remitido al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, el parlamentario peruano manifestó que el Congreso ha expresado en reiteradas oportunidades su preocupación y rechazo ante la sistemática violación de los derechos humanos, la afectación al libre ejercicio de los medios de comunicación y aguda crisis institucional y política en Venezuela.

Por ello, “resulta de carácter urgente que se apliquen inmediatamente los instrumentos y mecanismos que el marco jurídico de la OEA tiene previstos, a fin de coadyuvar a la restauración plena del orden democrático”.