Delegación noruega llegó a Caracas para intentar restablecer negociación

Una delegación del Gobierno de Noruega llegó a Caracas para intentar restablecer las negociaciones que sostenía actores políticos del oficialismo y la oposición venezolana, y que se suspendieron el 7 de agosto tras las sanciones impuestas por Estados Unidos al régimen de Nicolás Maduro.

Cuatro fuentes conocedoras del asunto confirmaron a Reuters la visita de esta delegación, que conversaría por separado con los representantes para mantener el acercamiento.

La decisión de Maduro fue criticada por Juan Guaidó, quien lidera la oposición, pues considera que esta acción es para evitar una solución pacífica a la crisis venezolana, escudándose en la acción de EEUU.

El gobernante venezolano dijo, en un acto público el fin de semana, que tenía propuestas para “todas las oposiciones” y que los representantes de Guaidó (Stalin González, Vicente Díaz, Gerardo Blyde y Fernando Martínez Mottola) se habían comprometido a conversar con la administración de Donald Trump para levantar las sanciones.

El jueves 8, uno de los días pautados para las reuniones, el principal facilitador noruego de las negociaciones desestimó la decisión oficialista de no asistir a Barbados, y afirmó que mantienen los contactos para reanudar el proceso.

Dad Nylander, del Ministerio de Exteriores noruego, dijo a The Associated Press que estaba en contacto con ambas partes para encontrar una nueva fecha de acuerdo a su disponibilidad.

La mediación de ese país comenzó en mayo, con el objetivo de buscar una salida a la crisis política con el respaldo de la comunidad internacional, entre ellos el Grupo de Contacto Internacional de la Unión Europea.

La llegada de la delegación noruega se (dió) dos días después que la asamblea constituyente nombró una comisión para evaluar el adelanto de las elecciones parlamentarias, tras aprobar el “allanamiento” al fuero de tres parlamentarios, a solicitud del Tribunal Supremo de Justicia.

Con esto, suman 18 los diputados que han sido señalados desde principios de mato por los supuestos delitos como conspiración o traición a la patria, tras apoyar los sucesos del 30 abril, cuando un grupo de militares desconoció a Nicolás Maduro con el apoyo de Guaidó.