EEUU acusa a Maduro por «narcoterrorismo» y ofrece recompensa de 15 millones de dólares

William Barr, fiscal general de Estados Unidos / Foto: NBC News

También fueron acusados Diosdado Cabello, Vladimir Padrino, Tareck El Aissami, Maikel Moreno y otros funcionarios de la órbita gubernamental

El Gobierno del presidente Donald Trump, por intermedio del fiscal general de Estados Unidos, William Barr, acusó este jueves a Nicolas Maduro y a Diosdado Cabello por narcotráfico y lavado de dinero, además de anunciar millonarias recompensas para quienes den información que conduzca a sus arrestos y presentaciones ante la justicia.

Según el comunicado dado a conocer, “el Departamento de Estado ofrece una recompensa de hasta 15 millones de dólares por información relacionada con Nicolás Maduro Moros. El Departamento también ofrece recompensas de hasta 10 millones de dólares en cada caso por información relacionada con: Diosdado Cabello Rondón, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente ilegítima; el general (retirado) Hugo Carvajal Barrios, exdirector de inteligencia militar de Venezuela (DGCOM); Clíver Alcalá Cordones, mayor general (retirado) del Ejército de Venezuela; y Tareck Zaidan El Aissami Maddah, ministro de Industria y Producción Nacional».

La medida anunciada por Barr, junto con las fiscalías de Florida y Nueva York -donde se presentaron los cargos- busca profundizar la presión de Washington para forzar la salida del poder de Maduro, al que califica como gobernante «ilegítimo» y «dictador», y al que ahora considera también como líder de un cartel de drogas en colaboración con la exguerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Asimismo, las autoridades de justicia estadounidenses aseguran que durante los últimos 20 años, desde que el difunto presidente Hugo Chávez asumiera el poder en 1999, el Ejecutivo venezolano ha estado conspirando con las FARC para ingresar en territorio estadounidense toneladas de cocaína.

Soles para la maldad

Barr aseguró que desde 1999 Maduro y Cabello, forman parte del «Cártel de los Soles», cuyo nombre se refiere a las insignias que llevan en los uniformes los militares venezolanos de alto rango.

En este sentido, según el fiscal general Barr, Maduro, junto con Cabello y los otros funcionarios venezolanos, han trabajado con los disidentes de las FARC para hacer llegar a Estados Unidos. a través del Caribe y varios países de Centroamérica, incluido Honduras, unas 250 toneladas de cocaína por año.

Por eso, acusa también a Ivan Márquez y Jesús Santrich, excomandantes de las FARC que entraron en desacato con el proceso de paz firmado con el Estado colombiano.

“Mientras ocupaban puestos clave en el régimen de Maduro, estos individuos violaron la confianza pública al facilitar los envíos de narcóticos desde Venezuela, incluido el control de aviones que parten de una base aérea venezolana, así como el control de rutas de drogas a través de los puertos en Venezuela”

Padrino y Moreno también la lista

Por otro lado, también se acusó al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, de permitir el tránsito masivo de narcóticos y cobrar cuantiosas sumas de dinero por actividades de narcotráfico.

En el anuncio, también se menciona al presidente del Tribunal de Supremo de Justicia designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Maikel Moreno, que es señalado por lavado de dinero y de recibir sobornos para arreglar ilegalmente docenas de casos civiles y penales en Venezuela.

Del mismo modo, el anuncio dado a conocer este jueves incluye como acusados al actual ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol; el exministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez; el superintendente de Criptoactivos, Joselit Ramírez; el antiguo subdirector de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y actual agregado militar en Alemania, Edylberto Jose Molina; el ex oficial de la Fuerza Aérea, Oscar Colmenares; el exviceministro de Energía, Nervis Villalobos, así como a Rafael Villasana y Vassyly Kotosky, ambos exmiembros de la Guardia Nacional Bolivariana.

Restaurar la democracia

El comunicado es muy explícito en cuanto al pensamiento del Gobierno de Donald Trump sobre sus objetivos en cuanto a Venezuela: «El pueblo venezolano merece un gobierno transparente, responsable y representativo que atienda las necesidades de la gente, y que no traicione su confianza al condonar o emplear a funcionarios públicos que se dediquen al tráfico ilícito de narcóticos. Estados Unidos está comprometido a ayudar al pueblo venezolano a restaurar su democracia, a través de elecciones presidenciales libres y justas que les proporcionarán un liderazgo nacional honesto y competente».

Este es el comunicado:

Departamento de Estado de EE. UU.
Comunicado de prensa
Secretario de Estado Michael R. Pompeo
26 de marzo de 2020

Hoy, el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció una serie de recompensas por información que conduzca al arresto y/o condena de ciudadanos venezolanos por los cuales el Departamento de Justicia develó hoy las acusaciones formales por su rol en el tráfico internacional de narcóticos: Nicolás Maduro Moros, Diosdado Cabello Rondón, Hugo Carvajal Barrios, Clíver Alcalá Cordones y Tareck Zaidan El Aissami Maddah.

El pueblo venezolano merece un gobierno transparente, responsable y representativo que atienda las necesidades del pueblo y que no traicione la confianza del pueblo al condonar o emplear a funcionarios públicos que se dedican al tráfico ilícito de narcóticos. Estados Unidos está comprometido a ayudar al pueblo venezolano a restaurar su democracia a través de elecciones presidenciales libres y justas que les proporcionen un liderazgo nacional honesto y competente.

El Departamento ofrece una recompensa de hasta $15 millones por información relacionada con Nicolás Maduro Moros. El Departamento también ofrece recompensas de hasta $10 millones cada una por información relacionada con: Diosdado Cabello Rondón, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente ilegítima; General (retirado) Hugo Carvajal Barrios, ex director de inteligencia militar de Venezuela (DGCIM); Clíver Alcalá Cordones, Mayor General (retirado) en el Ejército de Venezuela; y Tareck Zaidan El Aissami Maddah, Ministro de Industria y Producción Nacional. Mientras mantenían posiciones clave en el régimen de Maduro, estos individuos violaron la confianza pública al facilitar los envíos de narcóticos desde Venezuela, incluido el control de aviones que parten de una base aérea venezolana, así como el control de rutas de drogas a través de los puertos en Venezuela.

Estas recompensas se ofrecen bajo el Programa de Recompensas de Narcóticos (NRP) del Departamento de Estado. Más de 75 narcotraficantes de importancia han sido llevados ante la justicia bajo el NRP desde que comenzó en 1986. El Departamento ha pagado más de $130 millones en recompensas por información que condujo a esas detenciones.

La Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley administra el NRP en estrecha coordinación con la Administración para el Control de Drogas (DEA), la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos/Investigaciones de Seguridad Nacional (ICE/HSI) y otras agencias del gobierno de los Estados Unidos. Estas acciones demuestran el compromiso del Departamento de apoyar los esfuerzos de las autoridades del orden público y todo un enfoque gubernamental para combatir el tráfico de drogas y el crimen organizado transnacional.

Para obtener más información sobre los individuos mencionados anteriormente y el NRP, consulte https://www.state.gov/inl-rewards-program/narcotics-rewards-program/ o contacte a INL-PAPD@state.gov.

https://www.analitica.com/actualidad-internacional/eeuu-acusa-maduro-nar...

Facebook Twitter Share