El crecimiento de las naciones y el profundo retroceso de Venezuela que sigue “en el abismo”, según el FMI

Libia, un país sumido en el caos que trata de salir de décadas de dictadura, será este año el primero de la clase en crecimiento económico. Según las previsiones del FMI, será el país del mundo en el que más crecerá el PIB este año y el que viene.

Si la economía mundial crecerá un 3,6% este año y un 3,7% el que viene, la libia lo hará un 55% y un 31%, respectivamente. A mucha distancia se sitúa el segundo, Macao, cuyo PIB aumentará este año un 13,4% y casi un 7% en 2018.

En la cola se sitúa Venezuela, cuya economía perderá este año un 12% de su valor y un 6% más el año que viene. Según el organismo, España crecerá un 3,1 y un 2,5%.

En 2017, la economía libia estará valorada en 20.971 millones de dinares libios (15.310 millones de dólares, 12.952 millones de euros a precios constantes). Es apenas un tercio del PIB libio de 2010, un año antes de que se desatara la revuelta que acabó con los 42 años de dictadura de Gadafi y con su muerte en agosto de 2011.

La primavera árabe que barrió al dictador dejó tras de sí un país en el caos que perdió de golpe dos tercios de su economía. Tras años de deriva, el país tocó suelo en 2016, con un PIB de 13.500 millones de dinares (8.300 millones de euros).

En 2017, con la recuperación de las exportaciones de petróleo, la economía libia se ha disparado un 55% y en 2018, el FMI prevé que crezca otro 31%, hasta los 16.990 millones de euros, siempre a precios constantes. Eso sí, el país tendrá que lidiar con una inflación galopante, superior al 32% este año y el que viene.

Más información en El País