El País: Elecciones abren la puerta a reconfiguración de la crisis política

La ciudadanía se prepara para afrontar unas elecciones en medio de un país socialmente convulsionado

El próximo domingo Venezuela votará por sus nuevos gobernadores en un evento que "parece destinado a recomponer el escenario de la crisis política que traviesa", relató el diario español El País.

Esta fecha de octubre coincide con las negociaciones entre gobierno y oposición en República Dominicana bajo auspicio internacional. Sin embargo, estas parecen estar en un "punto muerto".

"Aunque en días recientes el presidente Maduro aseguraba a su par ruso, Vladimir Putin, que los acuerdos con la Mesa de Unidad Democrática (MUD) han avanzado “hasta  95%”, lo cierto es que la delegación opositora dejó de asistir a las rondas de conversaciones tras fracasar en su intento por obtener del gobierno un gesto que garantizara su disposición real para la negociación, como lo pudo ser la liberación de los presos políticos", expresó el diario en un artículo publicado este domingo.

Un punto importante que resalta es que ni Estados Unidos ni el Vaticano participan en este proceso que fue convocado por el presidente dominicano Danilo Medina.

Mientras, la crisis económica se agudiza en el país, con el desabastecimiento crónico de productos y el aumento descontrolado de precios debido a la hiperinflación y escasez de divisas para el pago externo.

Por su parte, la oposición se ha anotado a la tarea de no solo superar al oficialismo sino, además, de motivar a la población que parece infectada por el virus de la abstención debido al desaliento y escepticismo.

"La oposición más radical, agrupada en el movimiento disidente Soy Venezuela, favorece la abstención, temiendo que la participación en el proceso signifique el reconocimiento tácito de un régimen que llegó a quedar en jaque durante las protestas de abril y julio, y que el reparto burocrático de gobernaciones  contribuya a apagar definitivamente el impulso rebelde", señaló El País.

Encuestas revelan, sin embargo, que aproximadamente 8 de cada 10 ciudadanos que se identifican con la oposición expresan "algún grado de disposición a acudir a las urnas el próximo domingo". Los mismos estudios muestran una tendencia general de intención de voto por la oposición que duplica a la del oficialismo.

Según Datanálisis, el gobierno espera capitalizar el repunte de su aprobación, entre 17 y 23%.

Ahora se establece una nueva diatriba con la controversia generada por la sustitución de candidatos y la respuesta del Consejo Nacional Electoral (CNE). 

Al negarse a reabrir las sustituciones, la oposición alega que el CNE pretende confundir a los electores y "erosionar así el caudal de votos que pueda recibir el candidato opositor".

Puedes leer el artículo completo de El País aquí.