Exministros chavistas ven en el referendo a la ANC una “oportunidad política”

El dirigente sindical Santiago Arconada señaló que Maduro “puede aprobar la nueva Constitución en consejo de ministros si quieren, pero no le sacarán las patas del barro, no les darán legitimidad”

Un grupo de exministros y funcionarios identificados con el chavismo rechazaron la opacidad en el proyecto que realiza la Asamblea Constituyente, pero aseguran que el referendo puede ser una “oportunidad política” para frenar un nuevo texto constitucional.

Bajo la Plataforma ciudadana en defensa de la Constitución, el exministro Héctor Navarro aseveró que deberían darse dos tipos de consulta: la primera para exigir que se dé a conocer ese “proyecto Escarrá”, como lo calificó; y la segunda consulta debería ser aprobatoria sobre el resultado final que realice la ANC.

Esta plataforma redactó un manifiesto donde expresan que “una derrota a la cúpula del Gobierno–PSUV en ese proceso referendario abriría un nuevo escenario político favorable a las fuerza de la esperanza”.

Por ello, destacaron que es necesaria la creación de un bloque que agrupe trabajadores, movimientos sociales y ecológicos, partidos políticos, profesores y estudiantes, pueblos indígenas, entre otros. No obstante, descartan alianzas con los sectores de oposición que promueven una intervención internacional.

“El referendo es para que la fuerza de la mayoría del pueblo que quiere cambio sea canalizada”, subrayó Navarro, quien afirmó que el Gobierno de Maduro es de “derecha, neoliberal” y “fascista” con prácticas de terrorismo de Estado.

A juicio de Navarro y el resto de los firmantes, la redacción de una nueva Constitución responde a un intento del Gobierno de obtener estabilidad política y seguridad jurídica “con el fin de impulsar su proyecto extractivista, primario-exportador y rentista-dependiente”.

“Ese referendo es para que ese 84% que no está de acuerdo con la gestión de Maduro, y buscando una salida constitucional, se le exija democráticamente estos dos aspectos”, explicó Navarro durante una rueda de prensa.

El dirigente sindical Santiago Arconada señaló que Maduro “puede aprobar la nueva Constitución en consejo de ministros si quieren, pero no le sacarán las patas del barro, no les darán legitimidad”.

Al ser consultado sobre la necesidad de un líder que unifique esta propuesta, Arconada dijo que no es tan importante “el director de orquesta, sino la claridad de los objetivos en común”, que de concretarse, podría crear una nueva correlación de fuerzas en las calles si se logra dar el referendo para aprobar un nuevo texto.

Además, consideró que esta consulta se dará porque el Gobierno necesita de una legitimidad a través del voto para llevar a cabo su proyecto país, y de negarse la posibilidad del referendo, “Maduro evidencia su condición de minoría”.

“El Gobierno puede hacer cualquier trampa, pero en este momento, no cualquiera le sirve”, sentenció Arconada.