Fedecámaras: Cambio de moneda referencial afecta gravemente a empresarios

Medidas económicas anunciadas por el Gobierno nacional buscan "apartar el dólar de la realidad venezolana", según señaló el director del gremio empresarial, Carlos Larrazábal

El cambio de moneda referencial de euros a dólares genera altos costos en las transacciones que realizan los empresarios del país, según señaló este domingo el presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Carlos Larrazábal.

En una entrevista realizada por el periodista Carlos Croes en el programa Diálogo Con, transmitido por Televen, el dirigente gremial expresó que las medidas económicas anunciadas por el Gobierno nacional, "no atacan las raíces del problema inflacionario ni de producción", destacando que son medidas netamente "ideológicas que tratan de apartar el dólar de la realidad venezolana".

"Si tú llegas a conseguir euros, cosa que de por sí ya es complicado en el sistema formal de la economía, y se lo tienes que transferir a proveedores, al final del día eso va a tener una comisión de un 3 y 5%", enfatizó Larrazábal.

Divisas Dicom

El dirigente gremial señaló que las cantidades subastadas en el Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) son "insuficientes para el tamaño de la economía venezolana", y recordó que desde el mes de agosto hasta la fecha "se han asignado alrededor de 60 millones de dólares", lo cual es prácticamente "nada".

Acotó que el monto máximo emitido hacia una empresa es de 450 mil dólares mensuales; sin embargo, "a ninguna de ellas (empresas) se les ha dado".

Larrazábal comparó dicho monto con el precio de un barco de cargamento de materia prima o de exportación, los cuales tienen un costo estimado de "15 millones de dólares"; sumado a la conversión de euros a dólares, "la operación es aún más costosa".     

Producción de harina precocida

El economista manifestó que existen "graves problemas en la producción de harina precocida", debido a que "el Gobierno monopoliza la importación de maíz blanco".

Señaló además que en el transcurso del presente año se sembró "al 25% en las áreas cultivables del país", y que la última importación de dicho rubro llegó en el mes de septiembre; sin embargo, a su juicio, son "cantidades muy bajas para los requerimientos del consumidor venezolano".