Intervención de Banesco causará inestabilidad en todo el sistema financiero

Fuentes del sector bancario aseguran que tras intervención de Banesco el gobierno enfilará sus armas contra el  principal banco español en el país

Como una situación “muy delicada y peligrosa” definen los analistas la situación que pende sobre el sistema financiero venezolano tras el anuncio de intervención por 90 días de Banesco, medida que algunos definen como una “vendetta política” contra la entidad pues no existen razones de peso para su intervención.

Este 3 de mayo en horas de la noche, las autoridades anunciaron la intervención por 90 días del banco privado Banesco en el marco de la Operación Manos de Papel, que reveló una presunta contribución de este banco con las distorsiones del sistema económico

“En toda   mi vida no vi una intervención de este tipo pues no hay otra razón que no sea política para hacerlo”, señaló el exfuncionario del Banco Central de Venezuela y diputado a la Asamblea Nacional José Guerra, para quien la medida va a afectar la estabilidad del sistema bancario.

Recordó que las intervenciones bancarias se realizan por dos razones: por problemas de liquidez (falta de efectivo), con lo cual se produce una intervención a puertas abiertas; o por problemas de solvencia (no disponibilidad de capital), que obliga a una intervención a puertas cerradas.

“Ninguna de las dos circunstancias existen en Banesco, que es el banco más importante en captaciones y transacciones”, dijo Guerra, quien prevé que la intervención podría acarrear -ahora sí- fallas en el flujo de pagos del banco por retiro de capitales por parte de los clientes.

De hecho, se sabe que desde esta tarde grandes clientes corporativos comenzaron a transferir sus recursos hacia otras instituciones, por el temor a una intervención que finalmente se concretó a principios de la noche de este 3 de abril.

Por su parte, el también economista Efraín Velásquez -quien en horas de la tarde aseguró a TalCual que dudaba una posible intervención del banco- señaló que la medida va a afectar no solo a Banesco sino a todo el sistema, en virtud de la incertidumbre que ocasiona.

Es más, cree que lejos de poder ayudar a controlar la escalada del mercado paralelo contribuirá a elevar la tasa de cambio, que este jueves se ubicaba en promedio en unos 850.000 bolívares por dólar.

No obstante, estima que el BCV apoyará la intervención a fin de evitar la total corrida de los clientes del banco, pues a su juicio el menos interesado en que ello ocurra es el propio gobierno.

Hay más

Fuentes del sector bancario que declararon a cambio del anonimato, señalaron que en el fondo se trata de una “vendetta política” contra la entidad, que desde diciembre pasado había sido amenazada por Diosdado Cabello.

 “Lo que quieren es meterle manos a las remesas que maneja Banesco, que mueve 90% de las remesas que envían desde Perú y Colombia, lo que quiere decir mucho dinero para un gobierno carente de divisas”, dijo una de las fuentes.

Convencida de que el banco será estatizado, la fuente añade esas divisas serían redirigidas al mercado Dicom  a fin de hacer descender la tasa del paralelo, lo que daría oportunidad al gobierno de quedarse con la joya de la corona de la banca venezolana y, de paso, manejar buena parte del flujo de dólares y bolívares que pasa a través de Banesco.

Otra fuente, por su parte, señaló que el próximo banco en ser amenazado es el Provincial, perteneciente al grupo español BBVA, sobre el cual se platearía una oferta de compra para evitar escandalizar tomando en cuenta que España y Venezuela anunciaron recientemente la normalización de relaciones diplomáticas.

“En el fondo se busca es acaparar el mercado de remesas, que mueve más de mil millones de dólares al año, y quizás con el tiempo llegar a la estación de la banca”, argumentó la fuente.

Ningún empleado de Provincial estuvo disponible para responder interrogantes sobre una posible citación de la directiva a declarar pautada para este viernes 4 de mayo.