La Asociación de Profesores de la UCV se declara en conflicto y en emergencia

CONSIDERANDO

El deterioro sostenido de las condiciones de vida y trabajo del profesorado de la UCV que impone la dictadura de Nicolás Maduro.

Que mientras el régimen usurpador invierte enorme cantidad de recursos en armamentos e implementos para reprimir a la población, por otra parte pretende cerrar las universidades, negándole los recursos necesarios para su normal funcionamiento.

El agravamiento de la crisis humanitaria compleja en las universidades cuya expresión más clara es la miserable cobertura en HCM de cuatro mil bolívares (Bs. 4.000) que ofrece el Estado Venezolano a través del SISMEU.

La decisión del régimen usurpador de implementar un  nuevo Sistema de Remuneración de la Administración Pública y un instructivo de aplicación  a las convenciones colectivas en el marco de la reconversión, que viola los contratos de trabajo, las actas convenios preexistentes y la autonomía universitaria.

Que es propósito de la dictadura  condenar a la miseria a los trabajadores universitarios, ahora a través del instructivo (abril 2019).

ACUERDA

1)  Denunciar la desaparición del diálogo tripartito como principio establecido por la Organización Internacional del trabajo en todo lo referido a la contratación colectiva. La resolución del Estado de establecer un tabulador base para todo el sector universitario, se hizo sin discusión ni participación con las organizaciones gremiales y sindicales involucradas.  

2)  Reiterar que solo a través del cambio político en Venezuela se podrán restituir las condiciones para un trabajo decente que permitan al profesorado universitario, y su grupo familiar, vivir de manera digna. Por esta razón, dirigiremos todos nuestros esfuerzos de organización y movilización a lograr el cese de la usurpación.

3) Ratificar el carácter autoritario, tiránico y dictatorial del actual régimen usurpador que, al adoptar medidas que desmejoran las condiciones laborales, reducir el porcentaje aplicado a la prima por antigüedad en relación con el sueldo y limitar el número de años considerados para su cálculo, desconoce la intangibilidad y progresividad de los derechos establecidos en el Artículo 89 constitucional

4) Rechazar la discriminación hacia el personal jubilado al excluirlo del pago de un complemento al ingreso equivalente al 40% sobre el trabajo base, sin incidencia salarial. Tal disposición viola la igualdad de derechos de activos y jubilados contemplados en las Normas de Homologación, Actas Convenio y Contratación Colectiva, particularmente el espíritu del artículo 80 de la Constitución que obliga al Estado a asegurarles calidad de vida.

5) Rechazar la bonificación del salario, forma históricamente utilizada para esquilmar las prestaciones sociales de los trabajadores.

6) Exigir la asignación adecuada de recursos para la educación y el desarrollo nacional y rechazar la compra de armamento y el incremento de la corrupción.

7) Denunciar la crisis humanitaria que le impone la dictadura al profesorado universitario, especialmente, en materia de desprotección de su salud y la de sus familiares

8) Convocar una asamblea general de profesores, el jueves 25 de abril, para decidir acciones de lucha que permitan enfrentar la dictadura y propiciar el cese de la usurpación.

9) Invitar a las Autoridades Rectorales, Decanales y a los diferentes niveles de cogobiernos universitarios a hacer acto de presencia en la misma en función de nuestra responsabilidad histórica institucional en la defensa y lucha por nuestra Alma Mater y su comunidad universitaria.

10) Someter a la consideración de nuestra Federación el inicio de acciones conflictivas que, conjuntamente con otras organizaciones sindicales y gremiales, que preparen las condiciones para un paro nacional.