La crisis humanitaria llega a las universidades

Prof. Niuman Páez
La Universidad como cuerpo social vivo no escapa a la terrible situación que vive el país.  Sus habitantes se han convertido en especie de "zombies" que trasiegan de un lugar a otro en búsqueda de alimentos, medicinas, repuestos y otros artículos necesarios para un normal desenvolvimiento. Los profesores, obreros, profesionales y estudiantes que conforman la comunidad universitaria viven la decadencia  de un sistema que los hunde en la miseria e indignidad, sueldos de hambre, servicios de transporte colapsados, comedores cerrados, insumos que no pueden ser adquiridos, prácticas de laboratorios y trabajos de campo suspendidos por no haber las condiciones materiales mínimas.
Nunca como ahora nuestras Universidades habían quedado tan desoladas ya que alrededor del 70% de sus estudiantes han tenido que dejar las aulas por no poder mantener los costos de transporte, alimentación y de materiales educativos. Vale destacar que en la actualidad un reducido número de bachilleres recibe un monto miserable de becas y ayudantías lo cual es vergonzoso ante el despilfarro demagógico que aceita la corruptela del partido de gobierno y quienes medran del erario público jugando con el hambre y necesidad del pueblo del que son responsables.
En cuanto a los profesionales, docentes y técnicos que laboran en las universidades más del 60 % han renunciado para dedicarse a otras actividades o irse del país lo cual es otro aspecto trágico puesto que la nación pierde buena parte de capital humano capacitado lo cual parece no importarle a quienes se aferran al poder sin medir consecuencias.
Aunado a lo anterior los trabajadores universitarios están sobreviviendo con una "condena a muerte" no oficial pero si real al no contar con lo que había sido un sistema de seguridad social bastante aceptable aún con con sus fallas. Ya hay casos de Profesores y trabajadores que han tenido que vender propiedades y electrodomésticos para cubrir gastos médicos o funerarios. Las clínicas no quieren trabajar con el ineficiente y burocratizado SISMEU por cuanto este además de centralizador es mala paga.
Una vez más hacemos la denuncia pública de la crónica crisis universitaria venezolana esta vez con el agravante de la crisis humanitaria que ha pretendido convertir a estudiantes, empleados, obreros y profesores en  mendigos.
Es por lo que el nefasto gobierno de turno encabezado por Nicolás Maduro apresura las elecciones a fin de evitar que le estalle en la cara lo que es imparable bajo su régimen: una explosión social que nada ni nadie ha dimensionado por su inédita expresión en Venezuela. Ante esto hacemos un llamado más allá de nuestras aulas a persistir como ciudadanos en la unidad y movilización democrática para colaborar en la salida pacífica a la peor crisis sociopolítica  de nuestra era contemporánea.
Asociación de Profesores de la UCV Maracay
Asociación de Profesores de la UPEL Macaro
Asociación de Profesores de la UPEL Maracay
Movimiento Universitario de Aragua.
Aragua en Red