Llevar la gasolina a precio internacional supondrá aumento de 1.400% del pasaje

El secretario del Comando Integral del Sector Transporte José Luis Trocel, sugirió al Estado a no hacer un ajuste tan pronunciado de la gasolina pues de ello dependerá en buena medida el monto final de la tarifa 

El sector transporte venezolano no escapa de los embates de la hiperinflación que azota al país, por lo que el aumento de carácter “transitorio” consensuado con el Gobierno se volvió sal y agua; razón por la cual los profesionales del volante se mantienen a la expectativa con respecto al ajuste de la gasolina que tiene previsto hacer el Ejecutivo venezolano.

Sobre este punto, el secretario de Comando Integral del Sector Transporte José Luis Trocel, advirtió que con el aumento del combustible la tarifa urbana podría quedar en Bs.S 14,40, lo que equivaldría a un aumento de 1.400% respecto al precio actual.

 Durante su intervención en el evento “Gasolina, Transporte y Subsidios ¿Problema irreversible?” organizado por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice), el representante gremial afirmó que el problema no es el ajuste sino la manera en la que el Gobierno pretender hacerlo. En este sentido, explicó que la medida debe ejecutarse de forma gradual.

Manifestó que en Venezuela nunca hubo una crisis en el sector transporte como la que se vive hoy, argumentando que los más afectados ante el incremento del combustible serán el ciudadano de a pie y el gremio, debido a que el usuario no tiene cómo pagar la tarifa y los chóferes no pueden satisfacer su estructura de costo con la cantidad de dinero que se paga actualmente.

A su juicio, la tarifa del pasaje podría ser mayor a los Bs.S 14,40  ya que los profesionales del volante solo estimaron ese costo con el impacto que podría tener el ajuste de la gasolina al precio internacional, tal como ha prometido el gobierno, a lo que habría que sumar el alza de los insumos necesarios para mantener una unidad de transporte, tales como cauchos, batería, filtros, aceite, lubricantes, entre otros.

Por esta razón, Trocel sugirió al gobierno de Nicolás Maduro a no hacer un ajuste en la gasolina tan pronunciado, y recordó que la tarifa del pasaje dependerá de la incidencia que tenga el subsidio al combustible.

Denunció que la crisis que azota al sector mantiene a más del 85% de la flota de transporte paralizada. En consecuencia, los usuarios han tenido que recurrir a medios no convencionales que ponen sus vidas en riesgo.

Sobre la respuesta del Estado a la problemática, opinó que la coyuntura no es atendida ni en un 20%. “El Gobierno no tiene solución”, dijo, al tiempo que deploró que el Ejecutivo no haya presentado políticas públicas en esta materia

“Invertir en transporte es invertir en calidad de vida. No se debería hacer un ajuste con un salto tan pronunciado, debe hacerse progresivo. Además, entendemos que debe haber un subsidio al transporte público”, finalizó.