Machado: Ledezma recibió amenazas por rechazar el diálogo

 

Caracas.- María Corina Machado, líder de la organización política opositora, Vente Venezuela, declaró que el exalcalde Antonio Ledezma huyó del país debido a que en los últimos días recibió amenazas con el objetivo de que cambiara su posición de rechazo al diálogo entre un sector de la oposición y el Gobierno.

Según Machado, Ledezma le comunicó días antes que sentía “más presión y peligro”, sobre sí mismo y su familia, pues le amenazaron con que lo trasladarían de nuevo a la cárcel militar de Ramo Verde e incluso que podrían enviarlo a La Tumba, centro de reclusión subterráneo en la sede en Plaza Venezuela del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

También le hicieron muchas ofertas de mejorar sus condiciones de cautiverio, sin embargo, no las aceptó debido a que según le expresó a Machado, “la libertad de Venezuela está por encima de mi libertad personal”.

En rueda de prensa, la dirigente opositora mostró la bandera que le dejó el exalcalde, pues en sus primeras declaraciones a la prensa después de haber llegado a Colombia, Ledezma afirmó: "es en la que confío plenamente”.

Machado afirmó que Ledezma no iba a bajar la cabeza y hacer concesiones sobre sus principios, además de que no iba a permitir que lo convirtieran en un rehén.

Vente Venezuela y la Alianza Bravo Pueblo (ABP) de Ledezma han expresado en reiteradas ocasiones su rechazo a la participación en un diálogo con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro; posición que mantienen y por la que crearon una nueva fracción parlamentaria en la Asamblea Nacional, llamada “16 de Julio”, en honor a la consulta popular que se realizó este año para preguntar a la ciudadanía cuál era el camino que debía seguir la oposición y que esta no ha seguido.

La exdiputada declaró que ambas organizaciones políticas sí creen en el diálogo, pero en otros términos distintos a los que se han planteado hasta ahora, no los que se están llevando a cabo en República Dominicana, donde iniciaron de nuevo las conversaciones entre voceros de oficialismo y oposición el día de ayer.

“Esta es una operación fraudulenta que solo favorece al régimen”, aseveró Machado, quien sostiene la teoría de que esta nueva mesa de diálogo solo tiene tres objetivos: que el Gobierno obtenga dinero al pedirle a la oposición que exija el cese de las sanciones de Estados Unidos, que la Asamblea Nacional apruebe el refinanciamiento de la deuda, que se reconozca a la Asamblea Nacional Constituyente y tiempo para continuar en el poder.