OEA reconoce a Gustavo Tarre Briceño como representante de Venezuela

Representantes de México, Uruguay, El Salvador, Nicaragua, Bolivia, Dominica y Antigua y Barbuda se opusieron a la resolución porque a su juicio con ella se viola la normativa internacional, la carta fundacional de la OEA y el derecho internacional

 

La Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció este martes 9 de abril a Gustavo Tarre Briceño, quien fue designado por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), como representante permanente de Venezuela ante el organismo.

La resolución que proponía dar el beneplácito a Tarre presentada por Colombia y con el respaldo de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Paraguay y Perú, fue aprobada con 18 votos a favor, 9 en contra y 1 ausente.

Ante el resultado de esta votación, Gustavo Tarre, manifestó a través de su cuenta en la red social Twitter que se logró “el cese de la usurpación de nuestra silla en consejo permanente de la OEA. Un paso importante para lograr los objetivos planteados por el presidente Juan Guaidó”.

Por su parte, representantes de México, Uruguay, El Salvador, Nicaragua, Bolivia, Dominica y Antigua y Barbuda, consideraron que con la decisión se viola la normativa internacional, la carta fundacional de la OEA así como también el derecho internacional. Estos países exigieron que se manifestara su rechazo a la resolución en el pie de la página del documento.

“Ninguna disposición le otorga facultades al Consejo Permanente de recibir cartas credenciales o reconocer o desconocer gobiernos, de aprobarse esta resolución no tiene valor legal”, dijo el representante boliviano, José González.

En este mismo orden, el representante de Dominica reiteró su respaldó al gobernante de Venezuela Nicolás Maduro. Mientras que El Salvador prefirió no inclinarse hacia ninguna de las fuerzas políticas, el diplomático de este país ante la OEA, Carlos Calles Castillo, expresó que “no se trata de manifestarse a favor o en contra de un Gobierno. Se trata de respetar las normas interamericanas y la institucionalidad”.

La representación de México rechazó la resolución y alegó que esta se aleja de la normativa debido a que a su juicio no puede haber un representante de un país ante la Asamblea General de la OEA y otro en el Consejo Permanente. En este sentido, propuso que la resolución fuese discutida por la Asamblea General, que es la máxima instancia para la toma de decisiones dentro de la organización.

La representante de Venezuela ante el organismo, Asbina Ixchel Marin Sevilla, matizó que si se daba reconocimiento al designado por Guaidó se eliminaría “la soberanía nacional, la soberanía popular y viviremos en el mundo ya no del derecho internacional sino de la ley del más fuerte o de los más numerosos”.