Oposición movió sus piezas en Europa para impedir reuniones de la "mesita"

Los representantes de la "mesita" viajaron a Estraburgo (Bélgica) para sostener reuniones con diputados del Parlamento Europeo y explicarles su trabajo

La oposición venezolana liderada por Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) y reconocido por 54 países como mandatario encargado del país, recurrió nuevamente a la comunidad internacional para impedir que se realizaran unas reuniones entre diputados del Parlamento y la Comunidad Europea con representantes de la mesa de diálogo nacional.

Una carta de Julio Borges, diputado de la AN y comisionado de relaciones exteriores del gobierno de Guaidó, dirigida al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, recuerda que la única representación "legítima" de Venezuela ante la comunidad internacional es del mandatario interino, pues es quien "ostenta la legítima representación" amparado en la Constitución.

Una carta similar se envió a la Secretaría de Estado de la Santa Sede, donde Borges advierte que algunos representantes de la llamada “mesita”, que incluye a representantes de la administración de Nicolás Maduro y partidos minoritarios de oposición, “procuran sostener encuentros diplomáticos sin la debida legitimidad para ello”.

Esos representantes de la "mesita" viajaron a Estraburgo (Bélgica) para sostener reuniones con diputados del Parlamento Europeo. También se explica que podrían viajar hasta España y el Vaticano para dar a conocer su "labor".

"Esta “mesa” es una maniobra del régimen para tratar de generar una oposición a su medida, agravando los conflictos sociales y político, y generando aún más éxodo y desplazamientos de venezolanos fuera de nuestras fronteras", asegura el canciller de Guaidó.

Los llamados a representar a la llamada "mesa de diálogo nacional" en el exterior fueron el constituyente Francisco Torrealba (PSUV), la diputada Melva Paredes (Cambiemos), Rafael Marín (Soluciones), el dirigente de Avanzada Progresista Daniel Santolo; el presidente del MAS, Segundo Meléndez; y el excandidato presidencial Javier Bertucci (Esperanza por el Cambio).

En una declaración a principios de noviembre, el Grupo Internacional de Contacto aseveró que "las rutas alternativas, como la “mesa nacional”, que incluyen algunas fuerzas políticas minoritarias, o el recurso a medios no políticos para permanecer en el poder o lograr un cambio de poder, no ofrecerán las soluciones sostenibles necesarias para superar la brecha nacional".

Por ello, Borges reitera que la “única interlocución legítima” es la de Juan Guaidó para la búsqueda de “una solución política, con condiciones y garantías”, al fin de la crisis en Venezuela.

Otra ficha de la oposición venezolana en el exterior también se habría movido para impedir estas reuniones. Según una nota del portal AlNavío, se trata del eurodiputado Leopoldo López Gil, padre del dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López.

López Gil habría presionado dentro del Parlamento Europeo, al igual que su colega Jordi Cañas (Ciudadanos) para impedir que se realizaran estas reuniones, algo que confirmó a TalCual una fuente cercana a la "mesita".

"Están presionado bastante para que no se puedan reunir con nadie del Parlamento Europeo", asegura la fuente. Una de las reuniones era con el presidente Sassoli y otras reuniones privadas con eurodiputados. Se desconoce si los representantes de la "mesita" lograron su cometido.

https://talcualdigital.com/oposicion-movio-sus-piezas-en-europa-para-impedir-reuniones-de-la-mesita/

Facebook Twitter Share