Oposición se enfrenta a la incertidumbre tras “elecciones presidenciales”

 

Luego de los resultados de los "comicios " del 20 de mayo los analistas coinciden en que la oposición debe establecer una estrategia política clara que se apoye en la presión internacional y en el mensaje de la población al no participar en el proceso electoral

El Consejo Nacional Electoral anunció la reelección de Nicolás Maduro como resultado de las “elecciones presidenciales” del domingo, en un proceso que se realizó bajo un clima de ventajismo, irregularidades, desconocimiento y alto índice de abstención. Tras desconocer los comicios, la oposición venezolana no ha fijado una ruta política para confrontar al gobierno y que permita lograr una salida a la crisis que atraviesa el país. La pregunta que surge es: ¿Y ahora qué pasará?

Con una abstención de 48%, la más alta registrada en los procesos electorales de los últimos 30 años, se derivan varias vertientes sobre cómo los partidos de oposición deben capitalizar el mensaje que dio la población al no participar, de forma masiva, en unos comicios en los que se mostraba el ventajismo del candidato oficialista.

Eugenio Martínez, periodista especializado en procesos electorales, aseguró que la oposición requiere de unidad para replantear su “hoja de ruta”. Durante una entrevista para El Nacional Web, Martínez aseguró que los partidos opositores deben establecer posiciones claras ante la proclamación de Maduro como presidente y marcar objetivos políticos.

Martínez asegura que dentro de las bases opositoras hay un debate “innecesario y estéril”. Considera que los venezolanos esperaban “un poco mas de altura” por parte de los diferentes dirigentes para recuperar la coordinación política en el país.  Resalta que en medio de la emergencia humanitaria que atraviesa Venezuela es necesario la conducción política, un escenario que ve difícil de lograr debido a la división de la oposición.

La fragmentación de la oposición se ha evidenciado en los diferentes mensajes que han transmitido al país. Por una parte, algunos dirigentes rechazan la vía democrática como posible salida al gobierno. Otros apoyan los procesos electorales con la condición de que existan garantías.

Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela, coincide en que es necesario que la oposición venezolana logre la unidad política para establecer un rumbo claro. “Hago un llamado a los partidos políticos en cuanto a la unificación de criterios y la credibilidad de la vocería política para que marque la ruta política a seguir”, dijo  García en una entrevista para El Nacional Web.

García Arocha señala que la oposición debe avanzar en una agenda que contemple los problemas de la sociedad en materia de salud, educación, seguridad. Aseguró que no está de acuerdo con las políticas actuales y considera que es necesario recobrar el voto como “arma electoral”.

La rectora de la UCV resaltó que la no participación de la población en los “comicios” del 20 de mayo  se debe a que la sociedad decidió no convalidar un proceso ilegítimo y del cual “ya se sabía cuál sería el resultado”.

La unidad de criterio se ha convertido en un conflicto dentro de las filas de la oposición. A pesar de la necesidad de una coalición unificada, Víctor Maldonado, analista político, agrega que la oposición requiere claridad de propósito y disciplina estratégica.

“Los venezolanos están hartos de una unidad que no conduce a nada y de algunos partidos que aprovechándose de esa idea de unidad han negociado una y otra vez las expectativas del país(…) Los venezolanos necesitan una oposición no demagógica y que tenga coraje”, aseguró.

Resaltó que la unidad es una “calle ciega”  de la cual no se obtendrá un buen resultado.  “Ese llamado insistente a la unidad de algunos lo que demuestra es un infantilismo político”, aseguró el analista.

Los venezolanos necesitan un rumbo claro y creíble, pero sobre todo pacífico, resalta García Arocha.

A pesar de la división de la oposición, la dirigencia ha mantenido un mensaje constante sobre no convalidar las elecciones presidenciales del 20 de mayo. Julio Castellano, politólogo, durante una entrevista para El Nacional Web indicó que la negativa de la oposición a participar en los comicios es un punto que tiene a su favor. A pesar de ello asegura que la abstención no será suficiente para lograr un cambio de gobierno.

Castellano opina que la oposición debe generar movilizaciones, asamblea ciudadanas y protestas que “activen la opinión pública”.

 Señaló que para capitalizar el índice de abstención, la oposición tiene como objetivo crear una estrategia consistente de movilización popular.

Más “elecciones”

El candidato independiente, Henri Falcón, antes de conocer los resultados de las “elecciones”, manifestó su desconocimiento a los comicios por irregularidades que denunció durante la jornada. La propuesta del ex candidato presidencial fue convocar unas nuevas “elecciones presidenciales” en octubre, en las que se respeten los acuerdos entre los candidatos y el CNE.

Ante esta propuesta, Eugenio Martínez, resaltó la inviabilidad de esas “elecciones”. “Falcón convocaba elecciones para octubre. ¿Esa fecha de donde salió? Esa no es la vía que debería establecerse”. Resalta que para considerar realizar unos nuevos comicios la oposición debe unificarse.

Martínez refirió que las declaraciones de Maduro en la que asegura que en el país no se realizarán elecciones durante un periodo de dos años. Señala que dicha decisión borra la posibilidad de realizar un referendo revocatorio y constitucional.

Víctor Maldonado asegura que pedirle al gobierno actual un nuevo proceso electoral bajo las mismas condiciones es “un gran acto de necedad”. “No logran entender que un régimen como el que tenemos que es totalitario  marxista, represivo, cruel y tramposo nunca va a generar las condiciones mínimas necesarias para realizar unas elecciones”, aseguró Maldonado. 

Algunas de las razones por las cuales se rechazó nacional e internacionalmente los comicios presidenciales es la existencia de presos políticos, crisis humanitaria y la parcialidad del CNE.

Castellano asegura que para celebrarse unas elecciones creíbles en Venezuela se debe iniciar la liberación de presos por motivos políticos, cuyos familiares denuncian constantes violaciones a los derechos humanos, la apertura del canal humanitario y la designación de un poder electoral imparcial.

 Aislamiento favorable

Poco tiempo después de que la asamblea nacional constituyente anunciara la fecha de las “elecciones presidenciales”, en lugar del CNE,  países y organizaciones internacionales rechazaron la realización de los comicios y aseveraron que no reconocerían los resultados provenientes de este proceso debido a  que los consideraron fraudulentos e ilegítimos.  Países como Estados Unidos y Canadá rechazaron categóricamente las elecciones e incluso, en el caso de Estados Unidos, se impusieron una serie de sanciones en contra de funcionarios venezolanos.

La Organización de Estados Americanos (OEA), Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea, el Parlamento Europeo, entre otros, rechazaron los comicios y decidieron no convalidar ningún resultado proveniente de un proceso electoral sin garantías.

Los analistas aseguran que este aislamiento de Venezuela en la comunidad internacional puede ser usado por la oposición venezolana bajo una estrategia política basada en la unificación de criterios de acción.

Maldonado señala que los dirigentes deben tener un mismo discurso y  diagnóstico  sobre la situación de Venezuela, además de una misma petición para abordar una salida a la crisis política del país. Sin embargo, resalta la inconsistencia de la oposición en sus denuncias internacionales.

“Si se quiere aprovechar este momento de indignación internacional todos deben coincidir en que este gobierno es una tiranía marxista que viola los derechos humanos todos deben coincidir en que los esfuerzos internacionales deberían estar concentrados en que esta tiranía sea superada cuanto antes”, dice el analista.

Recientemente  el gobierno de Estados Unidos aprobó un decreto en el que prohíbe realizar transacciones con el gobierno de Venezuela y Petróleos de Venezuela (Pdvsa) además de sanciones que involucran a funcionarios venezolanos y sus familiares.

Castellano resalta que la comunidad internacional deben apegarse a las funciones de los órganos legítimos como la Asamblea Nacional para lograr el cambio político. “Lograr el pleno ejercicio de las competencias del Parlamento es un paso fundamental en la interacción de las variables nacionales e internacionales en el conflicto venezolano actual”, dijo Castellano.

A su juicio la oposición debe insistir en una agenda de respeto a la Constitución y así usar una las facultades de la Asamblea Nacional crear una hoja de ruta “pacífica, constitucional y electoral para el cambio político”.  

Ya sea en el ámbito nacional o internacional, la oposición requiere claridad urgente a la hora de plantear su propuesta para el país. Los especialistas coinciden en que se debe tomar el mensaje dado por la población en las “elecciones presidenciales”  y convertirlo en la base de una estrategia política que permita reivindicar la credibilidad de la dirigencia opositora, apoyada en la presión que la comunidad internacional  ha aplicado en contra de las acciones del gobierno de Nicolás Maduro.