Otorgan medida de “arresto domiciliario” para médico detenido por el Sebin en Aragua

 

El hematólogo venezolano Carmelo Gallardo, quien permaneciera detenido por dos meses y 16 días en la cárcel de Alayón en Maracay, le fue otorgado este miércoles la medida de arresto domiciliario por parte de un tribunal aragüeño.

Así lo dio a conocer el abogado que lleva su causa Oscar Noguera, director nacional de Derechos Humanos y Civiles de Médicos Unidos por Venezuela.

“Hoy, 16 de julio de 2019 y a 2 días de su audiencia preliminar, Carmelo Gallardo se encuentra en su casa luego de recibir la tarde de este lunes una medida sustitutiva de libertad del tipo ‘arresto domiciliario’”, expresó Noguera.

De la misma manera, el jurista señaló que igualmente Gallardo debe asistir a la audiencia preliminar pautada para este jueves 18 de julio, pues el juicio en su contra prosigue.

Al médico internista y hematólogo, Carmelo Gallardo, lo detuvo el Sebin el 30 de abril en la avenida Bermúdez de Maracay, cuando participaba en las concentraciones convocadas para esa fecha.

“Hoy Carmelo agradece a todas las personas de la Sociedad Civil que lo han acompañado y les pide humildemente mantener este apoyo con tanto o más fervor”, indica el mensaje difundido por el activista de Médicos Unidos de Venezuela.

En aquella oportunidad la juez Yasdeise del Valle Herrera, a cargo del Tribunal 7° de control, le imputó los delitos de resistencia a la autoridad, obstrucción de la vía pública e instigación pública y ordenó su reclusión en el Centro de Atención al Detenido Alayón, ubicado en Maracay.

Gallardo cuenta con 16 años de servicio en el principal centro asistencial de Aragua y es además el presidente de la Sociedad de Médicos Adjuntos del HCM. Egresado de la Universidad de Carabobo, profesor de pregrado y postgrado de Medicina Interna en el hospital, está casado y es padre de dos niños. El médico es el sustento y soporte económico de la familia, incluyendo el de sus padres.

La carencia de insumos dentro del Banco de Sangre del HCM ha sido su reclamo permanente, pues alega que la sangre es vida y siempre ha denunciado de manera pública la grave crisis que atraviesa el sector salud y particularmente el hospital.