Padrino López pide a sus oficiales voto de confianza a plan económico de Maduro

El ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, le pidió a sus subordinados que tuvieran confianza en el plan económico que viene adelantando el gobierno de Nicolás Maduro. Cree necesario darle un voto de confianza, no desconfiar de lo que se está haciendo, preciso, al mismo tiempo que estimó hay que darle un tiempo para ver sus resultados.

En un acto celebrado en la Base Aérea Teniente Vicente Landaeta Gil de Barquisimeto, el general Padrino informó que todos los días hay que “trabajar la disciplina militar. No somos una isla. La disciplina es la base de una institución como la nuestra, y es lo que nos permite darle respuesta al pueblo de Venezuela, que pide que estemos en paz, que estemos preparados para cualquier agresión”.

El salario dentro de la Fuerza Armada Nacional parece ser una preocupación muy extendida. Hace una semana Padrino López advirtió que el escalafón anterior no se podía mantener, pero no anunció el nuevo. En esta oportunidad tampoco lo hizo, aunque aseveró que “las tablas salariales están listas, pronto se van a dar a conocer y considero que es justo, muy justo el ingreso para el personal militar y también para el personal civil del Ministerio de la Defensa”.

Aunque no es marino, Padrino López afirmó que la institución que encabeza no está aislada del resto del país y está atravesando una tormenta, apuntando que quien se agarre del mástil tendrá opción de que no se lo lleve el viento. Su número telefónico no para de sonar, dijo, recibiendo llamadas de oficiales que “se han ido, unos por la vía regular, otros por la vía irregular y son presuntos desertores, pero no se imaginan la cantidad de mensajes que recibo por este teléfono de oficiales que quieren regresar, porque uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde”. Demostrando que está alineado con la campaña oficial del Vuelta a la patria.

En el acto, Padrino López entregó varios insumos a los oficiales presentes para mejorar la calidad de vida en los cuarteles, por lo que algunos recibieron nuevos aparatos de aire acondicionado así como neveras. También había cauchos para los vehículos. Preparándose para enfrentar el imperio.