AN pide a la ONU y OEA que designen expertos para investigar muerte del concejal Albán

El diputado Luis Florido aseveró que “Venezuela fue lanzada ayer desde el piso 10 del Sebin. El régimen se quitó la careta ante el mundo y sin ningún reparo dieron dos versiones distintas”

Asesinato. Así califica la Asamblea Nacional la muerte del concejal Fernando Albán, quien falleció el 8 de octubre dentro de las instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, ubicado en Plaza Venezuela, y por tanto piden una investigación que esclarezca las condiciones de su deceso.

En una sesión marcada por el llanto de sus compañeros de partido y la presencia de parte del cuerpo diplomático acreditado en el país, el Parlamento venezolano dedicó como único punto del día un debate sobre el asesinato de Albán.

El diputado de Primero Justicia Juan Miguel Matheus aseveró que con la muerte de Albán se “ha traspasado un límite inverosímil y se consolida a este régimen como dictatorial, autoritario y violador de derechos humanos”.

Secuestro, tortura y asesinato fueron las situaciones que vivió Albán desde su detención en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía el 5 de octubre por parte de funcionarios del Sebin, dijo Matheus. Durante su secuestro, “lo presionaban para que diera un falso testimonio e incriminara a Julio Borges y a otras personas de Primero  Justicia en la farsa del supuesto atentado a Nicolás Maduro”.

Al igual que concejales de su partido, Matheus afirmó que Albán fue torturado el domingo 7 hasta la muerte, y especificó que fue torturado de tres: Asfixia mecánica con una bolsa plástica en la cara, simulación de ahogamiento y choques eléctricos.

Posteriormente, y según datos que recibieron de funcionarios del Sebin, el concejal fue lanzado desde el piso 10 del Sebin para simular un suicidio.

“Escuché bien Nicolás Maduro, escuché bien Jorge Rodríguez y, escuché bien todo miembro y colaborador de esta dictadura asesina: no tenemos miedo y no vamos a retroceder”, sentenció Matheus durante su intervención, al tiempo que aseguró que este tipo de asesinatos son propios del marxismo.

Además, el diputado indicó que tienen “los brazos abiertos para la paz y la reconciliación” pero que los funcionarios no podrán alegar cumplimiento de órdenes superiores a la hora de responder por estos crímenes.

La AN aprobó responsabilizar al Gobierno de Maduro por la muerte del concejal, exigió la entrada de expertos independientes de organismos multilaterales para que investiguen el caso. Además, se solicitó a la OEA, el Consejo de Derechos Humanos y la Alta Comisionada de la ONU a que designen estos expertos.

Por su parte, la diputada Manuela Bolívar indicó que el régimen se contradice en sus declaraciones, al señalar las irregularidades entre las versiones ofrecidas por el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, y el fiscal designado por la Constituyente, Tarek William Saab.

La parlamentaria recordó que ningún preso político se mueve sin custodios, y desestimó la teoría del suicidio al comentar que es imposible que el concejal hubiese atentado contra su vida, sin que ningún funcionario lo viese.

“Este es el momento de la rebelión de los que obedecen. No se obedece a un régimen que está debilitado. Tú que obedeces, te va a tocar tu número, porque no es posible la vida sin aspiración a al algo mejor bajo un sistema totalitario”, sentenció Bolívar.

También solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Naciones Unidas activar investigadores independientes para este caso.

Mientras que el diputado Luis Florido aseveró que “Venezuela fue lanzada ayer desde el piso 10 del Sebin. El régimen se quitó la careta ante el mundo y sin ningún reparo dieron dos versiones distintas”.

A juicio de Florido, con la muerte de Albán se demuestra que el Sebin es “eficiente para la tortura y mantener secuestrados a los presos políticos”, al tiempo que invitó a dejar la pasividad y solicitar con mayor fuerza a la comunidad internacional que amplíe y dedique sanciones más fuertes para “castigar a los responsables de las torturas”.

“Señor Nicolás Maduro, usted es un asesino que mató a Fernando Albán”, sentenció el parlamentario por Lara.

Para cerrar el debate, la diputada Delsa Solórzano dijo que si sienten miedo “de que un régimen que viola, asesina y tortura continúe en el poder”, tan solo movido por la venganza de unos pocos personeros.

“Queremos que el sistema actúe bajo la justicia y no la venganza”, destacó Solórzano, al tiempo que reiteró que bajo la actual Constitución, el Gobierno es el único responsable por la muerte de Albán.

A título persona, la diputada pidió a la Alta Comisionada de DDHH de la ONU que “tome la palabra y visite el país para constatar in situ la violación continuada a la población”, y exhortó también a la fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, a que (de acuerdo con el Estatuto de Roma) se traslade al país para constatar las denuncias que se encuentran dentro de la investigación preliminar que realiza.

La comisión de Política Interior de la AN, que preside la diputada Solórzano, será la encargada de realizar la investigación parlamentaria y enviarán a la fiscal Fatou Bensouda todos los elementos de prueba sobre el caso de Albán.