Productores piden a Juan Guaidó compromiso para levantar el agro

Denunciaron que el hambre que azota a la población es producto de la caída de la producción tras dos décadas de “revolución bolivariana”

A las 12:00 pm en punto y ante un auditorio atestado de agricultores, ganaderos, diputados de la Asamblea Nacional, empresarios, profesores y estudiantes, los representantes de Fedeagro y de Fedenaga reconocieron al diputado Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, y le solicitaron que se comprometa a apoyar el sector agropecuario. Denunciaron que el hambre que azota a la población responde a la caída sostenida que ha registrado la producción tras dos décadas de “revolución bolivariana”.

Armando Chacín, presidente de Fedenaga, refirió que hay una guerra que sí es reconocida y es aquella que no permite que el venezolano tenga la posibilidad de alimentarse con productos hechos en el país sino que vienen dentro de una caja del CLAP, que llena los bolsillos de un pequeño grupo que son los enchufados. “Esa guerra la vamos a combatir produciendo alimentos en los terrenos que tenemos, produciendo carne y leche para todos por igual. Y los primeros representantes de ese ejército están en 19 estados del país. Representamos 89% de las organizaciones gremiales que están en los municipios productores y en cada uno de ellos hay un batallón listo”, dijo.

Indicó que en la década de los 90, el rebaño nacional sobrepasa los 16 millones de animales, con los cuales se podía cubrir un consumo de más de 20 kilogramos de carne de res por habitante al año.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el consumo de carne vacuna per cápita de Venezuela el año pasado fue de 4 kilos, la más baja de la región. Uruguay fue la más alta, con 59,2 kilos por habitante

Denunció también que los gobernadores Ramón Carrizales, del estado Apure, y Omar Prieto de Zulia, entidades que producen más de 70% de la carne que va a los grandes centros de consumo, siguen “robando” 30% de las canales que entran a matadero, con lo que violan el artículo 183 de la Constitución, el cual establece que “los estados y los municipios no podrán crear aduanas ni impuestos de importación, de exportación o de tránsito sobre bienes nacionales o extranjeros, o sobre las demás materias rentísticas de la competencia nacional”.

Los mandatarios regionales tampoco acatan la resolución publicada en la Gaceta Oficial 41526, de fecha 16 de noviembre de 2018, en la que el gobierno prohíbe en todo el territorio “la emisión o ejecución de cualquier medida, restricción o gravamen, que impidan de manera directa o indirecta el acopio, transporte, distribución, comercialización o libre movilización de alimentos, bien sea de producción primaria o procesada, incluso sus subproductos, así como cualquier especie de ganadería, pesca o acuicultura, en pie o beneficiada”.

Sembrar el futuro

Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro, expresó que el sector ha sido golpeado y que la producción acumula 12 años de caída sostenida, razón fundamental de la severa escasez que sufre la población venezolana. Indicó que hay un rezago tecnológico de entre 25 y 30 años y una debilidad enorme en la capacitación.

“Quiero que sepa, presidente Guaidó, que para esta Venezuela rural, para los estados cuyo motor de la economía es la agricultura y la ganadería, esa sonrisa que volvió se regresa en apoyo a ti. Para nosotros eres el presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela”, dijo. Y añadió: “Juan, oído al tambor, no venimos a pedirte nada, venimos a decirte que estamos contigo para desarrollar ese programa para la reconstrucción del país”.

Al encuentro entre los gremios agroalimentarios y el presidente de la Asamblea Nacional acudieron distintos directores de Fedeagro y representantes de asociaciones afiliadas a la confederación. Entre ellos Diolegdy Páez, representante del rubro café, quien afirmó que actualmente apenas quedan entre 40.000 y 50.000 de las 85.000 familias caficultoras que había en el país en los años 90

Señaló que debido a la politiquería a la que los ha llevado “este desgobierno” es que actualmente registran bajos niveles de producción y tienen una familia caficultora en pésimas condiciones sociales y económicas. Relató que en el oriente están fallos de tecnología, que toda la zona andina desertó a la hortaliza por un problema de sobrevivencia y que en los municipios productores Ospino y Araure, en Portuguesa, caficultores han huido de la delincuencia.

“Hemos sido perseguidos por este gobierno. El año pasado estuve presa por comprar insumos a otras asociaciones para ayudar a mi gente en Portuguesa donde represento directamente a más de mil productores. La política con la que ellos decidieron llevar la caficultura ha sido de quitarle al más débil para ellos fortalecerse. Nos llenaron el país de café importado, no nos dieron condiciones para seguir produciendo, nos las quitaron todas”, aseveró.

Afirmó que carecen de insumos y de una política rectora, y que en estos momentos comercializar café para quienes están autorizados es un drama ya que el gobierno, para dar un permiso de salida de los pueblos, le quita a cada gandola 20 quintales de café, cada uno con 45 kilos, denunció.

“Eso es mucho dinero. En estos momentos el quintal de café cuesta 80.000 bolívares soberanos. Hay un pueblo que se pregunta por qué el precio del café molido está caro, hay una distorsión en la comercialización de café y habrá que plantear un plan especial de arranque”

Páez dijo que los productores necesitan del compromiso de los diputados de la Asamblea Nacional y de unas políticas jurídicas y económicas serias y responsables para sacar al sector “de esta difícil situación”.

“Presidente y toda la Asamblea Nacional, necesitamos que se comprometan con nosotros en ese plan de arranque, el cual debe incluir un financiamiento a los productores, y cuente usted que nosotros desde hace muchos años como agricultores estamos en la calle, no la desconocemos. Tomamos Miraflores cuando estaba el extinto presidente en una lucha por los precios del café. No nos defraude”, le pidió al diputado Guaidó.

La productora añadió: “El vienes nos vamos a Portuguesa y estaremos en Chabasquén en una asamblea de productores y allí les vamos a decir que venimos de Caracas llenos de fortaleza y de esperanza y que nos acompañen el 12 de febrero a caminar con nuestros canastos golpeados y nuestros sacos en el hombro que serán nuestras banderas de lucha para este cambio”.

Guaidó, por su parte, agradeció a los productores agropecuarios por continuar resistiendo y creyendo en la tierra, en la producción y en el país. “El que resiste en Venezuela es un héroe. La solución está acá, es la reactivación del aparato productivo, del sector industrial”.

Share