Promesas de Maduro: Avanzaremos en estabilizar todos los salarios anclados al “Petro”

Tras casi dos décadas que el chavismo se instaló en el poder con una retórica “revolucionaria”,  Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro, han aplicado un modelo que los economistas han tildado de fracasado, el cual ha llevado al país a la miseria y  ha dejado un desastre económico sin precedentes en la historia.

Ahora Maduro, luego de prorrogar Decretos de Emergencia Económica, de instalar 14 motores para la producción, intenta aplicar otro Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, en el que promete que  van “a avanzar en estabilizar todos los salarios anclados al Petro, y aumentar la producción nacional”.

Sin disciplina no hay paraíso

Especialistas en el área económica  destacan  que el precio del Petro está anclado al precio del barril del petróleo y el barril se cotiza en dólares. Lo malo de todo esto es que se estaría asociando a un precio dólar con un salario demasiado bajo”.

El director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, alertó que sin disciplina fiscal, sin medidas que resuelvan el problema del fisco, bases de la hiperinflación, tal anclaje no existe.

“Un aspecto clave de la hiperinflación (no el único) es la monetización del déficit por parte del BCV. Y entonces cabe la pregunta: ¿anclar el bolívar al Petro supondrá un freno a ese financiamiento? Si la respuesta es no, entonces el fracaso está decretado”, dijo Oliveros.

Para el economista Alejandro Grisanti “el talón de Aquiles es el activo al que te pretendes anclar, nadie lo entiende, no genera confianza ni credibilidad. Y eso marca el signo de fracaso de la propuesta”, apuntó.

Entretanto, Maduro dijo de manera rimbombante que en su gestión de gobierno se han dado casi 40 aumentos salariales. “Establecí una especie de escala móvil de salario, cada dos meses, un aumento salarial y un aumento de cesta ticket, firmas de contratos colectivos que se correspondieron a la guerra económica, contratos colectivos donde hicimos más allá de lo que se podía hacer para proteger a los trabajadores, modelos de contrato colectivo que todavía no se corresponde con la visión del socialismo, del vivir viviendo”.

La reconversión

El Ejecutivo puso en marcha el lunes una reconversión que le quitó cinco ceros a la moneda, mismo día que empezó a circular una nueva familia de billetes con denominaciones más ajustadas a la inflación que, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), cerrará el año en 1.000.000 %.

El Gobierno oficializó este miércoles la regulación de precios de 25 alimentos, algunos de ellos ya escasos y que se consiguen a través de revendedores, y advirtió que el establecimiento que incumpla con esta medida será sancionado.

Según dijo este martes el vicepresidente económico, Tareck el Aissami, esta medida que busca “proteger la estabilidad de los precios” se logró tras firmar un acuerdo con “las 33 agroindustrias más grandes” del país.

Sin embargo, la medida asusta a muchos consumidores pues cada vez que se ha intentado el control de precios de los productos estos desaparecen del mercado.

El anuncio de fijación de precios de productos se enmarca en el plan de “recuperación” económica del Gobierno de Nicolás Maduro, que también ha anunciado un aumento de salario a 1.800 bolívares soberanos, 30 dólares según la tasa oficial.

Asimismo el Banco Central (BCV) devaluó el martes la moneda en 95,8 % al pasar la tasa oficial Dicom de 2,49 a 60 bolívares soberanos, un aumento del 2.311 % en el precio de la divisa estadounidense.

 

Facebook Twitter Share