Se acentúa la polarización en EEUU tras los resultados de las elecciones legislativas

Los resultados de las elecciones legislativas que se concretaron en Estados Unidos este martes dan muestra de una mayor profundización de la división política que se vive en esa nación y le quita un importante espacio de poder al presidente Donald Trump, por su estilo de Gobierno.

El opositor Partido Demócrata le arrebató, tras ocho años, al oficialista Partido Republicano, el control de la Cámara de Representantes 218 escaños contra 193. Lo cual le dificultará, aún más los proyectos legislativos y reformas que quiera emprender el Mandatario.

Cabe destacar que hoy en día, cuando los republicanos tienen el control de ambas cámaras, porque los nuevos legisladores asumen sus curules en enero de 2019, precisamente por el estilo de mandato de Trump, su mismo partido poco le acompañó y rechazó muchos de los cambios que propuso Trump desde que asumió su mandato en enero del 2017. Ni le aprobaron la reforma migratoria, ni pudo cancelar el sistema sanitario del ex presidente Barack Obama.

Como estaba previsto estos comicios de medo término se consideraban un referéndum para la gestión de Trump. A pesar de la significativa derrota en la Cámara Baja, Trump escribió en su cuenta de Twitter que fue un “tremendo éxito” el resultado.

Analistas consideran que el republicano nunca asume las derrotas, solo se atribuye las victorias. Con lo cual se prevé que responsabilice a su partido la pérdida de la Cámara de Representantes.

Trump había adelantado que lo que más le interesaba era el Senado, pues esta cámara es clave para impulsar sus prioridades legislativas y sacar adelante a los nominados para su gabinete y para puestos judiciales, que solo requieren la aprobación de ese hemiciclo.

Geográficamente, los demócratas ganaron en zonas donde Trump es impopular y éste se impuso en zonas donde ganó la Presidencia en el 2016, detalló EFE.

El triunfo demócrata no fue tan contundente como se esperaba. Este partido todavía arrastra la derrota electoral del 2016, y se prevé que las presidenciales del 2020 serán muy competitivas.

Rusos escépticos

Desde Rusia, país con el que Donald Trump mantiene una recia disputa, con sanciones  por parte del Departamento del Tesoro estadounidense, acusaciones de injerencia, e incluso, afirmaciones de que esa nación es enemiga de EEUU,  también ya se dieron las primeras reacciones.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que su país no cree que estos resultados electorales agraven aún más las relaciones entre ambos países.

Por su parte, la agencia Sputnik reseñó  la opinión del director del centro de estudios militares y políticos del Instituto de EEUU y Canadá de la Academia de Ciencias de Rusia, Vladimir Batiuk, quien afirmó que el Partido Demócrata salió fortalecido, a pesar de que los republicanos mantuvieron el control del Senado.