¿Se podrán levantar las sanciones?

Puede ser una contradicción que EEUU, UE y Canadá pongan como condicionamiento para el levantamiento de las sanciones que hayan acuerdos entre los líderes de oposición y del oficialismo. Estos líderes de oposición y del oficialismo han demostrado que primero están sus intereses de poder personal que los intereses de la nación. También, las naciones de Europa, EEUU y Canadá deben entender que estos líderes no tienen hambre de llegar a acuerdos, ellos están en situaciones muy cómodas en lo personal. EEUU, UE y Canadá emiten declaraciones regularmente en cuanto a que están dispuestos a levantar sanciones si los líderes de la oposición y del oficialismo se ponen de acuerdo, es que estos mismos líderes han demostrado que lo único que han logrado en 20 años de negociaciones es precisamente que pueden sobrevivir y no llegar a acuerdos.

Tal vez Canadá, EEUU y Europa deben declarar algo más audaz y creativo. Deben poner alguna posibilidad de levantar sanciones a operaciones de ciudadanos venezolanos que inicien proyectos de privatización para el rescate de empresas del Estado. Este levantamiento de sanciones puede ser separado de las negociaciones de México. Los países democráticos y desarrollados debieran eliminar sanciones a todo proyecto proveniente de ciudadanos venezolanos que apoyen la transferencia de activos del Estado en quiebra y creación de infraestructura al sector privado.

Venezuela posee mas de 500 empresas del Estado perdiendo dinero. La corrupción dentro de las empresas del Estado es uno y el principal de los elementos que sostienen las sanciones. La corrupción en Pdvsa y otras empresas del Estado contaminan el flujo de dinero en los mercados de capitales internacionales. Ese elemento de falta de controles administrativos es lo que origina las sanciones. La deuda externa pudiera ser renegociada y Pdvsa salvada y los flujos de inversiones hacia Venezuela reestablecidos si se hace canje de activos por pasivos y se levantasen las sanciones para esos fines. Venezuela no debiera tener sanciones a toda operación de privatización que cumpla con ciertos requisitos de democratización de las empresas del Estado y de transferir activos al sector privado. Incluso el sector oficialista está de acuerdo con pagar deuda externa y abrir la inversión privada para el recate de las empresas del Estado incluyendo a Pdvsa.

Venezuela se quedó sin acceso a recursos de última instancia. Los recursos de última instancia como los del FMI o un Fondo de Reconstrucción privado son imprescindibles para rescatar una economía como la venezolana que cayó en 75% en 8 años. En estos casos de deterioro económico súbito, los países deben contar con fondos de última instancia que los usan para inyectar gigantescas sumas de dinero a la economía. Se puede apoyar fondos de reconstrucción privados como lo hace EEUU y así no hacer depender a Venezuela de las negociaciones de México que demostraron ser endebles. En EEUU los fondos de rescate se canalizan a través de empresas privadas y hasta $3 billones (trillones americanos) son administrados directamente por empresas privadas para salvar empleos y a la economía luego de los efectos Covid-19. Debido a que la Reserva Federal no tenía capacidad ni experiencia para prestar o invertir en miles de empresas para reflotarlas debido al colapso de demanda que generó el Covid-19, los gobiernos contratan firmas especializadas en administración de inversiones para que le apoyen.

BlackRock, Inc. es un ejemplo de empresa privada que contribuye al rescate. De la economia de EEUU post pandemia Covid, BlackRock es una corporación estadounidense de gestión de inversiones globales con sede en la ciudad de Nueva York. Fundada en 1988, inicialmente como administrador de activos institucionales de gestión de riesgos e ingresos fijos, BlackRock es el administrador de activos más grande del mundo, con $ 7,4 trillones en activos bajo administración a fines del cuarto trimestre de 2019. BlackRock opera globalmente con 70 oficinas en 30 países y clientes en 100 países. Debido a su poder y al gran tamaño y alcance de sus activos y actividades financieras, BlackRock ha sido llamado el banco en la sombra más grande del mundo. Una empresa de gestión de activos (AMC) es una empresa de gestión de activos / inversiones que invierte fondos agrupados provenientes de inversores minoristas en valores en línea con los objetivos de inversión establecidos. Las empresas de administración de fondos más grandes el mundo en trillones de $ bajo administración son: BlackRock con $ 7,6, The Vanguard Group 5,1, Charles Schwab 3,4, UBS 3,1 y así vemos varias mas como PIMCO, Bank of NY, etc.

EEUU, UE y Canadá debieran abrir la posibilidad de levantar sanciones también a iniciativas de empresarios privados que quieran hacer inversiones para recuperar las empresas del Estado desmanteladas. Inversionistas privados que administren las empresas del Estado pueden ayudar a rescatar la economía y a disminuir el impacto tan negativo que tiene la corrupción y la lucha por el poder político que hay en nuestra nación y que tanto empobrece a sus ciudadanos. La transparencia en el manejo de los recursos de las empresas del Estado se hace indispensable para rescatar a la economía, reducir la inflación y generar empleos.

Twitter @alejandrojsucre