El 6D, voto masivo y cambio político

Cuarenta días son sólo lo que falta para que se muestre el gen democrático de los venezolanos, se verifique la decisión mayoritaria por un cambio político pacífico e insurja como voto masivo dejando clara la decisión que conduzca en el inmediato futuro al restablecimiento de la democracia. La ciudadanía, es decir, el venezolano que ha sentido el atropello, el vejamen y las variaciones en el cuerpo societal como consecuencia de la imposición brutal del neo-militarismo radicalista, el próximo 6D se expresará categóricamente alcanzando la mayoría calificada en la nueva Asamblea Nacional.

Esta nueva mayoría calificada representará el sentimiento político de cambio, evocará el re-enrutamiento de la ecuación política y potenciará la vigencia de la Constitución. Con todo lo anterior se detendrá la barbarie comunista-militarista que hasta ahora ha jugado por la vía de la cooptación, el engaño y la compra de conciencia del venezolano en el ejercicio del poder. Ejercicio del poder disfrazándose primero como revolución, después proceso, socialismo y finalmente socialismo del siglo XXI, que esta vez el voto del 6D terminará por convertirlo en la nueva democracia de Venezuela.

La democracia en Venezuela después del 6D  expresará una nueva cultura política, que como respuesta ética estará fundamentada  en el valor como elemento transempírico que no se toca, que no se agarra, pero que existe, se expresará con consecuencias contundentes como lo es, en este caso, el cambio político. Cambio político que va ser producto de la ética del venezolano, de su comprensión y rechazo a la crueldad, a la barbarie y, sobre todo, a la manera primitiva y desvergonzada como quienes gobiernan lo demuestran a diario en un país que en su mayoría es decente y sano.

Este voto de rechazo es una respuesta ciudadana de los venezolanos que están convencidos que tienen como actividad primaria la participación contendiente: el voto, con lo cual adquieren el derecho de hacer contraloría sobre quienes gobiernan para lo cual ejercitan su derecho en  EL Espacio de las Elecciones. Entendido este espacio como oportunidad para una sucesión y una transferencia de cargo de manera pacífica. En consecuencia, que entienda el régimen que los venezolanos estamos claros de lo que significa votar, es decir, ser ciudadanos con cultura política democrática en contra de la barbarie militarista que hoy azota a Venezuela.

El voto del 6D es un voto ciudadano, ético y enérgico, para que entiendan los responsables del Chavismo y el Post-Chavismo que su proyecto fracasó. Pero sobre todo además de fracasar es rechazado, debido a su cobardía que se muestra cuando emplea a los hombres de uniforme con el objeto que amedrenten, persigan y maltraten al venezolano. Esos hombres armados deberán ser enjuiciados junto con quienes detentan el poder político, debiendo responder por su cobardía, arbitrariedad y torpeza al no actuar éticamente como encargados de la defensa del Estado, que es su razón de ser.

El 6D y el voto masivo de la gran mayoría de los venezolanos tienen como objetivo, igualmente, contener la violencia política. Violencia política que hasta ahora ha servido para enlutar a Venezuela, entristecer los hogares de muchos venezolanos y crear zozobra en un país que jamás se imaginó reconocer lo grados de criminalidad que potencian        quienes hasta el 6D como gobierno se reconocen como crueles y arbitrarios. La Violencia Política que ha sido arma fundamental de este régimen será detenida por el voto masivo de los ciudadanos, quienes están asqueados de la regresión que hoy domina  a Venezuela.

Regresión expresada en la pérdida del signo monetario. Regresión verificada en el régimen político. Regresión sentida en la economía. Es decir, un régimen resultante en la que un grupo de inaparentes, trepadores e incapaces se creen que gobiernan, cuando lo que hacen en realidad es mandar, creyendo que el país es como desgraciadamente fue entendido hace años comparando a Venezuela con un vivac. ¡Dense por enterados, Bárbaros del régimen!, que el 6D los ciudadanos venezolanos con su voto ético expresión de su cultura política cesantearan a todos quienes creyéndose gobierno, han venido  intentando mandar al venezolano. 

El 6D es el avance político crítico, el gran avance de la sociedad democrática venezolana. Es el avance de la decisión política por el cambio. Es el avance y crecimiento de la decencia política, de la rectitud en el empleo y uso de la Constitución y sobre todo… el avance en el cambio político que generará una enorme alegría a los venezolanos ciudadanos, a la América Latina y al mundo cuando verifiquen que después de dieciséis de retraso, crueldad y dolor una sociedad de buenos venezolanos, valientes hombres y mujeres en su mayoría, de manera pacífica pero decidida y firme con su voto, reordenaron la ecuación política de Venezuela.