Hay una “súper red” de corrupción en Venezuela con al menos 9.000 actores

La magnitud de la corrupción en el país suramericano no tiene precedentes, según el filósofo y politólogo colombiano Eduardo Salcedo-Albarán. Advierte que el sistema corrupto de Venezuela es “antifrágil” y se alimenta del “caos”. Una “súper red” de corrupción con el concurso de al menos 9.000 personas o empresas opera desde hace años en Venezuela, de acuerdo con una investigación actualizada de la fundación especialista en crimen organizado Vortex en conjunto con Transparencia Venezuela.

Eduardo Salcedo-Albarán, filósofo y politólogo colombiano que dirige la Fundación Vortex y el Observatorio Global de Redes Criminales Trasnacionales, encabeza esta indagación sobre las operaciones corruptas derivadas en Venezuela y aseguró que la escala de las mismas no tienen precedentes.

En un simposio donde participó la Voz de América, explicó que la magnitud de la corrupción originada en Venezuela ha dejado como “un juego de niños” al que era considerado como el mayor caso de prácticas financieras ilegales del mundo, el de “Lava Jato”, en Brasil. En esas operaciones, estuvieron involucradas decenas de políticos, empresarios y compañías, hasta 2014.

Salcedo-Albarán precisa que aquel caso supuso la interacción de 1.399 personas y compañías, o “nodos”, como les llaman en Vortex. En Venezuela, las primeras indagaciones de septiembre de 2020 permitieron detectar la actuación corrupta de 5.500 “nodos”, es decir, de individuos y empresas.

En enero de 2021, ese número había crecido hasta 6.273 y luego, ya en la actualidad, escaló a “más de 9.000 nodos y 23.000 interacciones”, es decir, el envío o recepción de recursos, sean información, dinero o favorecimientos.

El principal vocero de Vortex subrayó que el caso ‘Lava Jato’ “no alcanzó los mil millones de dólares” en su totalidad, según las conclusiones tras concretar “60 etapas de investigación” de esas operaciones dentro y fuera de Brasil.

En Venezuela, solo uno de los 121 casos procesados judicialmente ya supera los 1,2 mil millones de dólares, apuntó. Fuentes de medios de comunicaciones y reportes judiciales y gubernamentales sustentan los cálculos e investigaciones de Vortex en sociedad con Transparencia Venezuela, indicó.

“Estos números no paran de crecer. Cada día, se adelantan nuevas y más investigaciones contra funcionarios públicos y empresas venezolanos alrededor del mundo por delitos de corrupción y lavado de dinero a escalas que no tienen precedente alguno en la historia”, comentó Salcedo-Albarán.

Los investigadores de Vortex bautizaron lo ocurrido en Venezuela como una “súper red” debido a que supera ampliamente las definiciones numéricas que suponen los otros conceptos. “Red”, por ejemplo, involucra 150 actores, y una “macro red” la duplica. El caso de Venezuela supone la acción de miles.

Salcedo-Albarán explicó en una entrevista posterior con la VOA que la “súper red” de corrupción en Venezuela tuvo su inicio gracias a los masivos ingresos petroleros del Estado durante la administración del expresidente Hugo Chávez Frías, pero acotó que observa su evolución “dramática” en la gestión madurista.

“Nicolás Maduro tuvo que enfrentarse a una situación en la que carecía de los mismos recursos de Chávez. Ha tenido que recurrir a un mayor uso de violencia, coerción por vía de la fuerza, nepotismo, para garantizar la continuidad de este régimen y de esta ‘súper red’”, indicó, preocupado por esa observación.

Vortex ha podido detectar en la aparición en los últimos cinco años de una variación en las actividades ilegítimas, ilegales y criminales del gobierno y sus actores, entre las que Salcedo-Albarán mencionó la explotación minera.

Consultado sobre la participación de figuras opositoras en actos corruptos en Venezuela, el especialista indicó que sí hay casos investigados, aunque remarcó que no se comparan ni en montos ni en frecuencia con los del chavismo.

“Los montos extraídos durante los gobiernos de Maduro y de Hugo Chávez son totalmente absurdos. Son casos escandalosos en todos los sectores”, más del meramente petrolero, sino además en alimentación e infraestructura, detalló.

La consecución a tiempo de procesos judiciales contra los actores de esta “súper red” en diferentes partes del mundo es clave para detenerla, apuntó. Da por sentado que sus actores tendrán que responder ante la justicia tanto por sus prácticas corruptas como por su responsabilidad en la crisis multifactorial que ha provocado hambre, represión y desplazamiento forzado en Venezuela, opinó.

Un sistema “antifrágil”

La corrupción “tiene efectos perversos sobre la sociedad” y puede causar, incluso, la pérdida de vidas por sus consecuencias en servicios básicos, los derechos fundamentales y la calidad de vida de los ciudadanos, remarcó el responsable de Transparencia Venezuela en la región de Zulia, Jesús Urbina.

Detalló que existen 121 procedimientos judiciales dentro de Venezuela y en el extranjero por diversas modalidades de corrupción. De ellos, 74 están siendo investigados en el mismo país suramericano; 51, en Estados Unidos; 15, en Argentina; 8, en España; 5, tanto en Ecuador como en México; y 4, en Brasil.

Solo esos casos involucran 67.883 millones de dólares y el protagonismo en esa “súper red” de 362 personas y 212 empresas, de las cuales 142 ya han sido sancionadas en diversos países, como Estados Unidos y España, recalcó.

“Esto es una ‘mordida’ nada más. Esto es inmensamente mayor y esa cantidad es superior a cualquier hecho de corrupción que haya sido ‘pescado’ y procesado en cualquier parte del mundo”, manifestó el docente e investigador venezolano.

Salcedo-Albarán, por su parte, comentó que la corrupción en Venezuela tiene causas “opacas” y advirtió que sus cambios y efectos son “exponenciales”.

“Es un sistema que se fortalece con el caos y las perturbaciones, no desaparece ni se desarticula completamente, es un sistema ‘antifrágil’”, que supone la reacción “sin precedentes” de las instituciones y la sociedad civil global, dijo.

Venezuela es considerado como el país más corrupto de toda América y en el mundo solo le superan Somalia, Siria y Sudán, según el Índice de Percepción de la Corrupción, divulgado en enero por Transparencia Internacional.

Maduro asegura que ha combatido la corrupción, sus opositores lo niegan

En diciembre de 2021, el presidente Nicolás Maduro admitió que la corrupción era uno de los principales problemas que encaraba su gobierno y lo vinculó con algunas fallas de efectividad de la gestión de funcionarios chavistas, inclusola valoró como una situación peor que lo que califica como “bloqueo gringo”.

“La indolencia, la incapacidad, la corrupción, la ineficiencia es peor que el bloqueo gringo así lo digo”, manifestó en un acto de juramentación de la gobernadora oficialista del estado Aragua, Karina Carpio.

El jefe de Estado, sin embargo, suele repudiar los índices e informes de organizaciones civiles nacionales o extranjeras que critican la labor de su administración. Ha dicho incluso que ningún otro gobierno ha combatido tanto la corrupción en la historia de Venezuela y desestima la veracidad de ese informe.

Sus opositores, sin embargo, calculan que el daño patrimonial del gobierno chavista por prácticas corruptas asciende a 450.000 millones, según informes de la comisión de contraloría del Parlamento electo en 2015.

El mes pasado, España extraditó a Estados Unidos a la enfermera de Hugo Chávez y extesorera nacional de Venezuela, Claudia Díaz Guillén. El Departamento de Justicia de Estados Unidos la acusa de participar junto a su esposo y exjefe de seguridad de Chávez, Adrián Velázquez, en un esquema de lavado de capitales y sobornos internacionales por al menos 1.000 millones de dólares.

junio 14, 2022

La Voz de América

https://www.vozdeamerica.com/a/hay-una-super-red-corrupcion-con-al-menos...