Historia sin fin…

Un dirigente deportivo, se encontraba, en los pasillos del Instituto Nacional de Deporte, caminando de un lado a otro y hablando consigo mismo. No puede ser, no puede ser, repetía constantemente. Como pueden aprobar la gestión de un dirigente que califica despectivamente a otros colegas y pretende imponer a su hijo como presidente de una federación. 

En su pensativo andar, se detuvo en una cafetería, y siguió hablando consigo mismo. Me agarró por sorpresa la renuncia del vicepresidente. Y cuando todos, en el sector deportivo, esperábamos una contundente rueda de prensa para informar sobre las causas de su renuncia, se nos aparece con un escueto comunicado en donde señala que se va porque “no lo dejaban trabajar”, sin dar mayores detalles. Bueno, esa fue la conducta que mantuvo durante toda su permanencia en el Comité Ejecutivo del COV: callado frente a todas las irregularidades. 

Me emocioné, se dijo, cuando vi que 28 federativos fijaron posición pública de rechazo contra el presidente del Comité Olímpico por el escatológico y malandro lenguaje que utilizó en su agresión contra los dirigentes deportivos. Y saboreando su café, siguió en su monologo expresando su reconocimiento y apoyo a la posición de sus compañeros dirigentes. Debemos aprovechar este movimiento, se dijo a sí mismo, para elegir un nuevo representante ante el Directorio del IND y demostrarle así, al malandro olímpico, que no somos sus borregos.

Por favor, tráigame otro cafecito para continuar en mi recorrido histórico en la búsqueda de respuestas a la crisis del movimiento olímpico. Una sonrisa se dibujó en su rostro, al revivir los resultados de la elección del representante ante el Directorio, en donde quedó electa la Presidente de la Federación de Gimnasia. Le dimos en la torre, al autocrático Eduardo Álvarez, dijo en voz alta saboreando su cafecito.

Alguien en el cafetín, hizo referencia a que el Tesorero del COV, amenazó con caerle a tiros a los federativos que estuvieran en contra de ellos. Tengo una pistola 9 mm pa’ echarle plomo a todos los que se opongan a nuestra gestión. “Sumisión o Plomo” era su consigna. Coño, eso es verdad, ese pistolero pretende callarnos la boca para que no fijemos posición en torno al Balance Económico 2020. Debemos prepararnos para la Asamblea del COV.

Al revisar, el Informe Económico, la sonrisa de su rostro cambió a una mueca de arrechera, al ver un documento plagado de ilícitos, violaciones estatutarias, flagrantes actos de corrupción y una grotesca situación de Nepotismo. No puedo creer que ingresos sin origen, egresos sin soporte y miles de dólares asignados a la familia del Presidente del COV puedan ser aprobados por una asamblea. 

Mientras pensaba, en cómo se desarrollaría la Asamblea, surgió el rumor de la desaparición de Eduardo Álvarez, hecho este que se hizo más evidente cuando fue publicado un comunicado del COV firmado por Joseba Barreda como “presidente encargado” ¿Coño donde andará Eduardo? Al final, se informó que estaba hospitalizado. Por intermedio de varios contactos, logré conocer la causa de su reclusión hospitalaria. Me explicaron que ¡¡¡sufrió un masivo ataque de ¨Culicardia¨ cuando se enteró del movimiento federativo!!! 

En este momento, el dirigente entró en un trance y quedó como “El Pensador de Rodin” preguntándose nuevamente ¿Qué pasó? ¿Por qué aprobaron la Memoria y Cuenta? 

Y respondiéndose a sí mismo, señaló: el triunfalismo dé la elección del representante ante el directorio, nos distrajo y no le prestamos atención a señales claves del COV en contra nuestra, tales como el cambio de Asamblea Presencial a Asamblea Online, lo que les permitía controlar el acceso de los representantes, el cambio del sitio de reunión y las amenazas o compras de votos bajo cuerda.

De parte nuestra, dijo el dirigente en su soliloquio, fallamos en no tener coherencia sobre cómo responder al cambio de la asamblea, en no haber movilizado coherentemente a las federaciones y al no tener respuesta frente a la negativa a permitir el acceso al representante de la Federación de Deportes Acuáticos. 

No voy a desesperarme, voy a tomarme otro café y seguir pensando en las acciones futuras. El hecho de que hayan aprobado la Memoria y “Cuento” no quiere decir que la corrupción y el nepotismo dejaron de existir; por el contrario, siguen presente y la denuncia debe mantenerse. La Federación de Deportes Acuáticos debería impugnar el acto de la asamblea, por no habérsele permitido la asistencia, de manera arbitraria e ilegal. 

En todo caso, esta es una historia sin fin y la lucha continúa.